La Odisea de mi hermana y Nokia: 5 teléfonos N81 en 4 meses

Mi hermana odia Nokia, y no quiere volver a oír hablar de ellos. Simplemente porqué ha tenido 5 teléfonos N81, en 4 meses. ¿Cómo?, ahora lo explico.

Mi hermana se compró dicho teléfono en Vodafone, y al ser de «gama alta», le valió unos 100 euros más o menos, tras canjear todos sus puntos. La verdad sea dicha, el teléfono tenía una pinta muy buena, era bastante para lo que mi hermana quería.

Pero todo no era tan bonito, tras alucinar con el teléfono, llenarlo de fotos, y estar muy contenta durante 3 meses, un día la pantalla se averió. ¡Pero que mala suerte!. No pasa nada esta en garantía, se acerca a la tienda Vodafone del barrio y le dicen que sin problema, pero que ellos lo mandan al SAT de Nokia. Pues vale, se manda al servicio técnico, con 2 o 3 semanas de espera. Vuelve otro (o el mismo) teléfono reparado, pero según lo sacan de la caja en la tienda para comprobar si funciona, el teclado deslizante no funcionaba.
¡Pero bueno!… De vuelta al servicio técnico, y al volver de él (con 2 semanas de espera, como no), la dicen que el teléfono es nuevo. Feliz como una perdiz, y ya en casa con su flamante teléfono, mi hermana se encuentra que no funciona el botón de la camara de fotos. ¡Ojala hubiera tenido una cámara para grabar su cara!.
Fiiiiesta… otra vez, de vuelta al ciclo infinito, a la tienda, otra vez al servicio técnico, otra vez a esperar, y de nuevo un teléfono (o en su jerga SWAP nuevo o no sé que). Mi hermana se maravilla cuando el primer dia no hay problema con el teléfono, pero la ilusión se jodió 2 días después, tras recibir un mensaje, el móvil se decidió apagarse y nunca mas volvió a la vida.
Mi hermana, que ya es conocida en la tienda Vodafone (y no es coña, cada vez que entra ya no saben que contarla), vuelve a ir con su terminal muerto, de nuevo, la secuencia de hechos estándar: mandar a servicio técnico, esperar, y recibir SWAP nuevo… y feliz, se viene de vacaciones conmigo y mi familia, 4 días después de recibirlo… el móvil tras ponerlo en silencio por la noche, esta mañana, el teclado no responde.

Mi respuesta. – ¡Juuuuuuuuuuuuuazzzzz…..!

Al final, no sabemos si son unos incompetentes en el SAT de Nokia, si el terminal es una mierda (que parece que si lo es, pobre Nokia, para lo que ha quedado), o si al final habrá un sexto teléfono. Solo sabemos, que en unas 2 semanas, tendremos otro Nokia N81 de vuelta, y mi hermana lo mirará con miedo… ¿Cuándo se joderá el puto móvil este?

Please follow and like us:

3 pensamientos en “La Odisea de mi hermana y Nokia: 5 teléfonos N81 en 4 meses

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Hola,

    a mi me pasó algo parecido hace mucho tiempo con un panasonic que le regalé a mi mujer. La historia es muy larga, pero después de pasar por distintos SAT más de 4 veces y tenernos mareados casi 6 meses, fui a la tienda (MediaMarkt en este caso) a poner una reclamación para que me lo cambiaran. La del mostrador me daba un papel en el que ponía «sugerencias», le dije que me diera el oficial (van numerados), llamó al gerente, le conté el problema y me dijo que le llamara al día siguiente. Aún así presenté la reclamación oficial. Al día siguiente cuando le llamé me dijo que le llevara todo y que me cambiaba el teléfono por uno nuevo. Esta vez, mi mujer eligió un samsung con el que ha estado casi 4 años sin ningún problema y ha cambiado hace unos meses por otro samsung.
    Mi consejo, ir a la tienda Vodafone y presentar una reclamación oficial (llévala escrita en un papel y así la piensas en casa con calma y sólo la tienes que pasar al papel de la reclamación). Pon que exiges un terminal nuevo de la tienda o la devolución del dinero y te pillas otro teléfono. Con esa reclamación (que la tienda te tiene que dar obligatoriamente) te vas a la oficina de consumo de tu ciudad y la presentas junto con todas las fotocopias de los papeles del SAT. En menos de una semana o así te responderán. Suerte!.

    Saludos, Iván.

    P.D: Echo de menos una opción para suscribirme a los comentarios por email.

  3. Pues mi hermana no esta muy animada a hacer nada de eso… ¡ella sabrá!.

    Por cierto tengo en consideracion tu recomendacion de la subscripcion a los comentarios por email.

Responder a Iván Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *