Yoigo y su estúpido sistema de portabilidades

Un día (maldito sea), no hace mucho, tuve la ocurrencia de mirar mi factura del móvil, horrorizarme al ver el dineral que pago, y comparar mi tarifa actual con Orange, con la ofrecian otros operadores. Y aunque no estoy descontento con Orange (en general), me encontré que la diferencia de precios era tan abismal que incluso me sentí estafado. Curiosamente, ese mismo día, Yoigo lanzaba su fabulosa “tarifa del 2“. ¿Conjunción astral, Jesús mostrándome el camino?, yo pensé que estaba claro, esa tarifa era para mí. ¡¡¡Esto es lo que necesito!!!, y gritaba por casa, mientras mi mujer se llevaba a casa a mi hijo para que tenga una adolescencia feliz y sin traumas.
Recapacitando sobre mi uso del móvil, yo apenas llamo a nadie, utilizo bastante el 3G y quiero tener una factura mucho menor. Total, eche cuentas de minutos, llamadas y más chorradas de las crípticas facturas que nos envían los operadores, y me salía un ahorro de casi 10 euros por mes. Oye, con la que esta cayendo, bienvenidos sean.

Total, me voy a una tienda Yoigo después del trabajo, donde muy amablemente una señorita me indica que tengo que llevar una factura de mi anterior operador (ein?). Le digo que ya volveré y pienso (iluso de mí), lo hago por internet, me ahorro el papeleo y santas pascuas, no tengo que buscar facturas y recibos, ni leches.

Entro en la web de Yoigo. Mis pupilas se llenan de color, ofertas, móviles que no me van a dar, buen rollo, verdad verdadera, y mierdas varias. ¿Donde se inicia la portabilidad?, vamos al toro. Relleno todos mis datos, mi DNI, mi cuenta bancaria y llego feliz al último paso, pero… sorpresa: No soy aceptado como cliente de contrato, eso si como prepago tengo la puerta abierta.
¿Lo qué?, ¿tan feo soy?. Lo divertido es que te lo anuncian como si fuera un error del sistema, faltaría un “E-335AE” y un busca en Google, con mensajito que indica que no te pueden hacer la portabilidad, sin muchos detalles y te animan a llamar a su teléfono de atención al cliente. Y seamos sinceros, cuando me encontré esto, pensé en lo que pasa cuando llamas a un teléfono de atención al cliente, y preferí ver la tele a tirarme 2 horas colgado del teléfono.

Mientras veía la tele, busqué por Internet, si yo era el único que no era el elegido para pertenecer a la santa institución de Yoigo. Pues no. Somo muchos (otro, otro, y otro más… por dar unos ejemplos) , y es debido a una cosa llamada Scoring, que sirve para catalogar el riesgo como cliente que afronta la empresa por aceptarse, y que puede resumirse en un sistema automático (y obviamente propenso a fallar si esta mal hecho) donde me habían catalogado como no apto. ¿Porqué?… nadie lo sabe, quizás algún conjuro arcando, el ASNEF, o que no eres de fiar por alguna razón. Incluso los mismos de Yoigo parece que no tienen ni puta idea de nada, por lo que ponen en su Facebook.

¿Hace falta que os diga que soy solvente, sin ningún tipo de deuda, y con cuenta bancaria saneada?. Vale, pues ninguno de estos puntos son importantes para el Scoring.

Vale, empieza el reto. ¿Cómo se soluciona esto y por el mínimo esfuerzo?.
Mis primero pasos fueron encaminados a contactar el twitter de Yoigo (@somosyoigo) y contarle que tenía problemas con una portabilidad. Amablemente el “Social Media” que esta detrás de esta cuenta, me indico un correo donde remitir mi nº de teléfono y DNI, para “analizar mi caso”. Obviamente, no obtuve respuesta de ningún tipo, empezamos bien.
Mi segundo paso, fue el rastreo por las webs, donde puedes encontrar de todo, pero si añades a tu busqueda el término “scoring” las cosas cambia: gente echando pestes. Y como no, todos coincidían en ir a la tienda con papeles. Al parecer hay que hacer un re-análisis de tu situación llevando 2 facturas y sus correspondientes recibos y ya te dirán. Vale, genial.

Al día siguiente, haciendo un esfuerzo sobrehumano para contratar (ojo, quiero pagar, no recibir dinero), me afeito (bueno quizás no), me cambio la muda, me pongo mi mejor camiseta de los Ramones, y voy a la tienda con todo el papeleo. La misma chica me recibe con los brazos abiertos, intenta la portabilidad en su sistema, y me dice que no puede ser, que no soy suficientemente atractivo como cliente, y me enseña el mismo mensaje que ponen en la web que podemos usar todos. Bien, información y transparencia, sin razón aparente por la cual me rechazan. Le ofrezco como sacrificio las facturas, con sus correspondientes adeudos del banco, para que el dios Yoigo me permita entrar con ellos a formar parte de ese Nirvana que tiene que ser darles dinero todos los meses por un servicio. Me dice que en 24/48 horas tendré contestación. Le digo a la chica que para la hipoteca llevé menos cosas, ella me sonríe y me dice que “son así de gilipollas“.

Mi vida sigue, anodina como siempre. Y dos días después, recibo una llamada de otra chica que identifica como comercial de la tienda Yoigo, y empieza la fiesta:

Oyes, no nos vale lo que has traído, ya que en los adeudos no sale tu nombre, por lo que no eres titular de la cuenta. O nos traes eso o nada, es un adeudo con tu nombre o no puedes darte de alta en Yoigo.
– Hem… creo que hay un error. Si soy titular, de hecho cotitular con mi mujer y porque su apellido empieza por “A”, sale antes que mi apellido, y aparece como el cliente en el espacio reservado dentro del adeudo, ya que solo entra un nombre. Es lo que me da el banco. – Me oigo a mi mismo. ¿Porqué coño le estoy contando esto yo a esta tía?. Que comprueben ellos si es mi cuenta o no.
Oyes, que no me vale. Que me tienes que traer un adeudo de un recibo donde salga tu nombre. – Su voz suena como un robot.
– ¿¿¿Como???. Te repito, soy titular de la cuenta.
Si, que vale, pero trae el adeudo que salga tu nombre.
– A ver, te puedo acercar si quieres la cartilla para que veas que soy titular de la cuenta, pero no pretenderás que vaya al banco a que me hagan un recibo especial a lo que Yoigo quiere. Eso tendría que comprobarlo Yoigo, si soy o no titular de la cuenta que he puesto.
Bueno, si. Trae la cartilla, pero trae un adeudo con tu nombre… – En este momento, me cabreo. O eso, o tengo una enfermedad extraña que hace que se me inflen las gónadas. Para dejar claro el asunto, le digo muy despacio lo siguiente:
– Es decir, tengo que ir al banco, dejar de trabajar, pedir por favor que me haga un papel con mi nombre (que no se si serán capaces ya que su web no me permite hacer eso), mandarlo otra vez a Yoigo, para que si les apetece, ¿me acepten en su secta?
Si.
– Vale déjalo… ya no quiero ni portabilidad ni ostias.

Enfadado me voy a tomar un café, se lo cuento a los compañeros de trabajo (que son Yoigo) y se parten el pecho de mi situación. Genial, a la mierda. Recapacito. ¿Pero que mierdas estoy haciendo?, soy solvente, no tengo deudas (salvo una hipoteca como todo hijo de vecino), y gano suficiente dinero para considerarme capaz de pagar el recibo. ¿Porqué me estoy mareando?.

Me doy media vuelta, abro un navegador en el PC, voy a la web de PepePhone. En menos de 2 minutos, sin pedirme nada, soy de PepePhone, con una tarifa muy parecida a la de Yoigo.

Resumen: Vete a la mierda Yoigo. Si no quieres clientes, no ofrezcas dar de alta nuevos clientes. ¡Hola PepePhone!.

Please follow and like us:

Orange: Más triste es robar que que pedir una portabilidad (II)

Sabía que iba a ver segunda parte de mi amago de portabilidad. Lo sabía, y me lo temía.

Tras pedir la cancelación de la portabilidad desde Orange a Vodafone, sólo (al menos eso creo) quedaba el trámite de recibir un mensaje SMS en mi móvil confirmando que la cancelación se había hecho efectiva. En teoría y según me confirman en el 2670 es instantáneo… y me quedo tan tranquilo, esperando con cara de tonto que me suene el móvil con un SMS que me confirme que sigo siendo de la gran naranja, encadenado otros 18 meses.

Obviamente, y como era de esperar viendo como funcionan TODAS las empresas de telefonía móvil, ese mensaje SMS no me ha llegado en 24 horas, ni mucho menos, y la persona que me atendió me recomendo usar el teléfono 2670 para comprobar como iba todo si no recibía el mensaje de confirmación.

¿Esperar que todo fuera sobre ruedas era una quimera? o mejor, esperar que cumplan lo que pone en su web… Si, lo era.

Sobre las 11 de la mañana, llamada para ver como va todo, ya iban como 25 horas desde que firmé la portabilidad.

Tras menos de 1 segundo de espera (increible) suena un fuerte “click”:
– (Ruido infernal de estática) … ias. Dígame el numero que quiere hacer la consulta. – Este es primo de Maradona.
Hola, pues del XXXX… (Ruido infernal de estática de nuevo)… – Me quedo esperando su respuesta.
¿Me diseee … (estática) … número? – Coño, no me ha oido.
Perdone no le entiendo. – Mierda de conexiones de voz IP al otro lado del charco – Hay mucho ruido en la línea.
¿Me … (estática)… jor?
No lo siento. Cuelgo y llamo de nuevo.– Click, no quiero perder el tiempo y vete tu a saber si al final el tio la manga porque me entienda mal, al final termino con dos lineas más y me migra una a Yoigo.

Acto seguido y sin esperar, hago una rellamada al 2670, opción 2 de nuevo. Con la esperanza de que me cojan el teléfono a la primera.

Musiquita… (2 minutos)… Musiquita… (4 minutos)… Musiquita… Se colgó – A la mierda.

Bueno ya llamo dentro de un rato, a ver si no tengo que esperar 5 minutos para que me cuelguen. Sobre las 11 largas vuelvo a llamar. Esta llamada es igual de penosa en sonido (la voz IP de nuevo), pero al menos le entiendo lo suficiente y el me oye, con lo que tras hablar con un tipo que iba directo al grano (te preguntan el número para la consulta sin decir ni hola), me confirma sin problemas que la cancelación ha llegado en menos de 30 segundos. ¿Y el SMS?, me dice que aveces no llega, que no me preocupe… Joder, ¿en que quedamos?.

Tras esta conversción me voy raudo y veloz a la web de Vodafone, y veo que mi pedido sigue vigente. ¿Se avecina una tercera parte?.

Please follow and like us:

Estoy harto de la letra pequeña: ONO, Orange y la madre que los parió

Hoy tengo el día torcido. Estoy cansado… más bien estoy harto, mucho, de que todos me traten de engañar y vender la moto. Nada es lo que parece cuando te ofrecen algo al malditas empresas de telecomunicaciones, ni las letras gordas de los anuncios dicen ninguna verdad, ya que si quieres enterarte de que te venden de verdad, tiene que leer y forzar la vista en la letra pequeña, o seguir los misteriosos asteriscos que siempre hay al lado de una frase de una publicidad.

Todos nos hemos encontrado con cosas así. La clásica frase con un asterisco:

"Todo gratis... sin cuotas." (*)

Para luego ir a mirar mas abajo (o en un margen o en otra página) y ver algo como:

"(*) No se incluyen cotas de conexión ni las llamadas fueras de horario."

Vamos que no es gratis, pero la frase que esta en grande, TE MIENTE, y luego suelen venir las sorpresas en las facturas. Y seamos sinceros, yo tengo 30 años, tengo estudios, y una manía persecutoria por los detalles más mínimos en todo lo que firmo, pero tengo ejemplos muy cercanos que simplemente se quedan con el mensaje inicial: “Gratis”, “más barato”, “Solo por”…

Pongamos ejemplos:

Orange y su Tarifa plana Navegable Plus.

Primera mentira: “Tarifa plana”, y no digo yo, lo dice su web. Si leemos sus “detalle tarifa” de su oferta, vemos que no es una tarifa plana por ningún sitio, pero el nombre vende, ¿verdad?.
Como se decía en mis tiempos viejunos cuando usaba modems, es una “Tarifa Ondulada“. Aparte de no ser una cuota única (eso si es una tarifa plana), ya que solo puedes llamar a cierto numero de teléfonos con limitación de minutos, si te sales de esas limitaciones pueden venirte sorpresas en la factura si llamas fuera de su horario “plano”.

Peor, si usas internet (el cual publicitan como “sin límites“, totalmente… sin límites que cachondos), si tratas de recibir correo electrónico directamente en tu telefono, te lo cobran aparte. ¿Un servicio que forma parte de conjunto de internet se cobra aparte?. Toma negocio. Eso si, te ofrecen que les pagues 15 euros y ya te dejarán recibir correo… Aparte si navegas mas de 300 MB, te bajan de velocidad, de 3 Mb/s a unos paupérrimos 128 Kb/s… de las épocas de los RDSI, y los módem. Una autentica mierda, pero como todas tienen la misma trampa (Vodafone, Telefonica, Yoigo,…) pues tiramos para delante y nadie se queja.

Por lo tanto: NO ES UNA TARIFA PLANA. No me engañes.

ONO, cambio lo que quiero, pero siempre a peor.

Cada vez que viene una carta de ONO y tiene un papelito que no es la factura, me echo a temblar. ¿Por dónde me la quieren meter ahora?. Es una rutina total mirar la letra pequeña de todo, pero lo que me he encontrado este mes en el buzón, me deja realmente anonadado. Os cuento.

Me llega la factura del mes de ONO, y viene un maldito papel con otros rollos.

Veo con cabreo, que ONO quiere dejar de mandarme facturas en papel para que yo pase a consultarlas vía online. Mi mujer me dice que es mejor, menos papel en el buzón, pero yo lo veo de otra manera: ONO se ahorra una pasta en enviar cartas, y encima nos lo vende como un gran servicio que nos pone a disposición sin coste… una mierda, vamos. Aunque, bien es cierto, que hay una opción de llamar a un teléfono para que te la sigan mandando, pero ya me tengo que molestar, esperar, hablar con la típica comercial, etc… ¿Y el numero de teléfono?. Hombre se han portado, grandecito, pero que si te fijas en el papel en general, esta en un tamaño mucho mas pequeño, sin colorines, y eclipsado por los grandes regalos que nos van da dar si nos pasamos a la factura digital.

¿Y si fuera al revés?. Anda, que lo es… Si aparece una oferta, exactamente igual a lo que yo tengo contratado pero 10 euros más barato, YO tengo que llamar para que la cambiéis (ya que ellos no pueden cambiarme nada… bueno si, si es para cobrar más), y encima, me cuentas una milonga de que pierdo los descuentos, permanencia, etc… ¿Pero esto que es?.

Y lo mejor, la ley les obliga a comunicarnos que podemos dar de baja el servicio y que se tiene que gestionar en 2 días. Genial… ¿pero como me doy de baja?. No aparece en ningún sitio de la factura, en ninguno…

La excusa es siempre la misma, si no lees la letra pequeña es tu problema. ¿Porqué se sigue permitiendo esto?

GolTV y ONO… la permanencia hasta en la sopa

Esperar, no he acabado con ONO. Si os gusta el futbol (no es mi caso) si contratais este canal, teneis… (espera que me da la risa) un puto año de permanencia. Que sí, que no os engaño, es un año, que tienes que tener cierto canal contratado, porque sí, ya que si no, se cobrar 50 euros por darte de baja.

¿Donde pone esto?, si vas a la web, no aparece cuando te lo ofertan… Adivinar. En la letra pequeña. ¿Pero que coño?.

Please follow and like us:

Transferir contactos desde Windows Mobile a Symbian SIN Outlook en XP

… Y he sudado tinta para hacerlo. Al menos hasta que encontré un método.

El problema mas importante es que el maldito ActiveSync de los cojones solo sincroniza los contactos si tienes en tu maravilloso Windows XP un Outlook instalado. Outlook, el cual os recuerdo que es de pago y yo no tengo instalado en mi portátil.

Ahora viene el problema, bajarme una versión de prueba es un coñazo, y encima tenia que bajarme un Office… joder, que coñazo.

Así que me busque las vueltas. Recordé que todo XP tiene un Outlook Express de serie (si no viene lo puedes instalar agregándolo en “Agregar y quitar programas”), así que busqué un programa que sincronizara mi teléfono con Windows Mobile con Express, y lo encontré: Syncdata SyncExpress. Es de pago pero tienes un trial de 30 días (más que suficiente), y con eso te instala un complemento en el ActiveSync que te da la opción de sincronizar la “Libreta de direcciones” con el teléfono.

Yo personalmente, borre la libreta de direcciones de Windows y luego la combiné con la del teléfono, así tuve todo bien montando en el PC (os recomiendo que hagáis un backup de vuestros contactos con algún programa de Windows Mobile por si metéis la pata).

Luego, usas el PC Suite, y sincronizas con la libreta de direcciones de Windows y ya está.

Please follow and like us: