Google Music, mi experiencia con la música en la nube

Google MusicTras unas semanas usando el nuevo servicio en la nube de Google, Music, tengo que decir que he podido utilizar bastante el servicio y encontrar todo aquello que me interesaba tener en una aplicación en la nube donde almacenar mis ficheros mp3, pero a su vez le he encontrado carencias, y cosas que, sin duda, se tendrán que mejorar.
Aunque tengo que reconocer que ahora mismo es la mejor alternativa que he encontrado, por encima de Spotify y Grooveshark, y que prácticamente puedo decir que seré usuario de este servicio cuando salga de la fase beta. Y como muchos me habréis leído en Twitter, me declaro fan de dicho servicio, pero eso no quita que pueda ser crítico con el servicio e intentar no convertirme en un “fanboy”. Una de las partes que quizás no me suele gustar de Google es su “secretismo” y su eterno estado “beta”, lo que puede ser algo contraproducente (o a la inversa… sólo hay que ver casos como Gmail, o como Wave), por lo que durante mucho tiempo todo lo que contemos no podrá pasar de “rumor”, y sin ninguna confirmación.

Hagamos un pequeño resumen de los puntos más destacados que creo que hay que señalar, tanto fuertes como débiles.

Puntos fuertes:

  • Podremos subir hasta 20.000 canciones (y 250 megas por mp3 subido), aunque no conozco a nadie que haya llegado a dicho límite. Este almacenamiento ahora mismo es gratuito, y da de sobra para subir todos los discos que tengas… bueno, por lo menos a mi me sobra.
  • Se rumorea que serán 20$ por año, con una parte gratuita. Quizás con esa parte de pago, no haya limites o se aumenten los actuales. Como todo son rumores y esperemos que esto se aclare en breve, ya que últimamente Amazon se esta moviendo mucho para mejorar y hacer la competencia con precios más bajos y almacenamiento ilimitado.
  • Permite comprar discos y mp3 desde el intefaz mediante el mismo buscador de Google. Aun está por explotar el tema, ya que una integración mayor sería deseable (comprar y subirlo automáticamente).
  • El interfaz web que nos ofrece es muy “Google”: Sencillez y funcionalidad. Puede que se echen de menos alguna opción más pero como biblioteca de música ofrece todo lo necesario.
  • La organización es muy visual, y permite de un vistazo ver las caratulas de los discos agrupadas
  • Editor de tags y caratulas desde el mismo interfaz web. Permite la edición de discos completos, que es muy cómodo.
  • Cliente para Android, con  una integración completa con la aplicación.
  • El cliente Android permite seleccionar discos para oírlos “offline” y no tener que gastar datos de tu conexión móvil.
  • Listas “inteligentes”, como las que tiene iTunes. Seleccionamos una canción y nos genera una lista “relacionada” con dicha canción. Aunque en ciertas ocasiones (si no has oído mucha música) no será capaz de generar la lista.

Puntos débiles:

  • Sigue sin estar disponible en España, aunque usando un proxy de USA se puede pedir una invitación y luego usarlo sin problemas desde cualquier parte del mundo.
  • Tendrás que subir todos los mp3, no como por ejemplo con Spotify o iTunes (ya que tienen muchos discos ya disponibles). Es decir, en Spotify, en cuanto pagas una suscripción tienes acceso a toda su biblioteca de forma directa. En Music, tienes un espacio vacío que tendrás que llenar tú.
  • No termina de estar claro su relación con las discográficas, y si tiene acuerdos para comercializar el servicio. Esto es muy importante, ya que si no hay nada firmado, cuando se firme se puede cambiar mucho el tipo de servicio (como ha ocurrido con Spotify y sus cambios para poder desembarcar en USA).
  • En relación con el punto anterior, muchos se han apresurado a señalar este servicio será usado por mucho “piratas” que se han bajado el mp3 y no han comprado el disco. Por otra parte, este servicio se puede también afirmar que serviría para “legalizar” los ficheros mp3, repartiendo parte de la suscripción para compensar a los autores. Al igual que el punto anterior, esto esta en aire.
  • El cliente no funciona en Linux (sólo Windows y Mac), aunque se puede utilizar con Wine, sin muchos problemas.
  • La aplicación “Music Manger” no soporta el uso de proxys. Si tienes un proxy transparente en tu oficina o tu casa, no funcionará. Aunque parece que hay gente que lo conseguido, yo no he podido utilizar el proxy de la empresa.
  • Sólo se puede subir utilizando la aplicación “Music Manager”. En ciertas ocasiones se agradecería subir desde el mismo interfaz web.
Please follow and like us:

SGAE, PROMUSICAE, y demás… Repetir la mentira, la convierte en verdad

Odio lo que ocurre. Lo veo en la política, lo veo en las empresas, y casi todos los ámbitos de la vida.

Repetir una mentira, muchas veces, la convierte en una verdad.

Hoy podemos leer en un periódico de tirada nacional, como el gobierno del PSOE no mete doblada una ley muy anti-popular, por lo “bajini“, a escondidas dentro de otra ley, dentro de una que no tiene nada que ver con el asunto que tratamos: “Ley de Economía Sostenible“. ¿Pero que es esto?. ¿Se creen que somos tontos?.

Partamos de una premisa: Música es cultura, el cine es cultura, y es razonable que sea de libre acceso. Ojo, que no gratuito. Actualmente, la copia privada no está penada, y se paga un canon para compensar la copia privada. Perfecto, genial, es justo. Aun así, nos dicen que el canon no es suficiente… que es nuestra culpa que no salgan nuevos artistas.

SGAE, PROMUSICAE, etc… tratan de criminalizar el tema. ¡Se va a acabar la música!… bueno realmente se va a acabar vuestro modelo de negocio, que es muy diferente. Pero ellos tratan de mantenerlo, y como no, hacen toda la presión posible (aunque sea ridículo). Dejémonos de ver a los músicos que defiende la doctrina “SGAE” como “artistas”, más bien son productores de contenidos de manera industrial, a los que la música les da un poco igual, solo vender discos y vivir sin hacer nada… ¿Me estoy pasando?, no, no soy yo, es la imagen que dan con sus acciones y declaraciones.

Aunque no minimicemos el poder de SGAE y similares, ya que en España, si no eres de la SGAE, tendrás muy complicado grabar un disco, ya que toda la industria te lo exige, es decir, tienes que pertenecer al circulo, y tienes que aceptar lo que hay, si no, no hay disco. Pero… aparece internet en la vida diaria, donde se puede publicar libremente, y todo el negocio se les trastoca.

Pero volviendo a la ley que ha aprobado la Ministra Elena Salgado, me imagino que el gobierno no quería que la gente se diera cuenta que a cada paso que damos en ciertos aspectos, se nos van cambiando las reglas de juego para mantener ciertos privilegios a los “artistas”. Y pongo artistas entre paréntesis, ya que no se favorece a todos, si no a una élite que no tiene precisamente problemas. “Artistas” como las discográficas que quieren mantener su modelo de negocio a cualquier precio. “Artistas” que es la industria montada alrrededor de la creación de música en formato físico. Con estos cambios el gobierno apoya el inmovilismo del sector, ¿salió el gobierno a defender a los pequeños comercios cuando el mercado se oriento hacia los centro comerciales?… No, no son tan guapos y no salen conmigo en campaña para hacerse la foto.

Pero claro, hablamos de un sector, el del entretenimiento, que esta acostumbrado a vivir de las subvenciones, como por ejemplo el cine. Vergonzoso lo que se suele producir en España y que todos tenemos que pagarlo. ¿Se apuesta por nuevos valores?… (excusa típica) no, es que no tenemos dinero… más bien, es que no queremos cambiar.

Es claro que esta cambiando el mercado y algunos no quieren verlo, y mucho menos que cambie. Nuestro habitos de consumo están cambiando ya que, por ejemplo, el CD se esta quedando obsoleto. ¿Quién quiere un CD?, dame un mp3 para meterlo en mi reproductor mp3. Este cambio, puede hacer que mucha de la “industria” que rodea este negocio desaparezca o sea marginal. Pero seamos sinceros, ha pasado con muchas otras industrias y no ha pasado nada. Pero amigo… hay un gran lobby detras, estos “artistas” tienen mucha pasta y tiempo libre para gastar, tienen que defender su modelo, su “producto” (aunque si venden un producto ya no son artistas… bueno eso es otra discusión) arcaico, ya que renovarse cuesta muchos duros.

¿Pero y donde llega la parte aun mas indignante?. Sus soluciones. Canon compensatorio, un impuesto revolucionario que gestiona una empresa privada, que no reparte equitativamente sus beneficios, y que la empresa no tiene nada de pública ni democrática. Bien, y encima somos unos ladrones.
No conformes con el canon, que les da muchos beneficios a unos pocos, nos criminalizan, y tratan de mantener el status quo actual.

¿Una tarifa plana de descarga que pagaran los que queremos descargar?, ni de coña.
¿Precios más bajos?. ¿Estas de broma?
¿Diversificar los autores?… Nos va bien con nuestros “artistas”.

Y sabeis aun lo peor. Internet esta haciendo mucho bien a los músicos. Cientos de grupos tienen a su audiencia delante de ellos, sin terceros que cobre comisión. No hace falta un CD, un mp3 es suficiente. Y algunos adelantados ya se han dado cuenta, y cuelgan sus discos, y reconocen que el libre intercambio les beneficia. Incluso algunos lo fomentan… pero el lobby de las discográficas acalla cualquier voz.

No os llaméis artistas… Llamaros empresarios, o asalariados de la discográficas. Todo quedará más claro.

Actualización: Siempre hay gente que sabe expresarse mucho mejor que tu, y en este caso, Julio Alonso creo que lo resumen muy bien.

Please follow and like us: