Se puede vivir sin leer los medios de AEDE

Stop Canon AEDE Ya hace tiempo que se venia hablando de “tasa Google”, o  el nuevo “canon AEDE”, o la nueva Ley de Propiedad Intelectual del gobierno del PP. La verdad que esta vez, me apeteció echar un vistazo más allá de los clásicos comentarios de Twitter y cuatro comentario de “Gurús On Fire TM”, y me puse a leer mas en profundidad.

No os voy a hacer un análisis de dicha ley, que incluye burradas como cerrar dominio .ES por vía administrativa o cosas como una tasa por enlazar otro contenido (pero… ¿eso no era la finalidad de todo esto del internet?), pero podéis leer grandes análisis por la red (que no pienso enlazar, no vaya a ser que me multen)

Me pregunte que podía hacer, para mostrar mi enfado, y me decidí a hacer lo más sencillo: no visitar las web de AEDE ni de gente que promocione dicha tasa, por lo que llevo un mes usando un plugin para Chrome llamado “AEDE blocker” y sin duda mi vida no ha cambiado.

Recomiendo el uso, y esperemos que no volvamos a ser el “hazmereir” de Europa (como siempre).

Please follow and like us:

Por favor, SGAE, denme alternativas

Mucho se ha hablado sobre la ley Sinde, #nolesvotes, SGAE, y derechos de autor. No voy a añadir nada nuevo al tema, ya que hay mucha gente más cualificada que yo para hablar sobre el tema.

Voy a hablar desde un punto de vista que creo que no se oye ante tanto ruido de ambas partes, y es el del consumidor de cultura y usuario de internet, y como dijo Alex de la Iglesia, los que somos sólo ciudadanos.

¿Industria o cultura?

Un ciudadano se despierta y lee estas declaraciones de Luis Cobos, y algo huele a chamusquina. Sin tener que ser un lumbreras uno se da cuenta que los “artistas” juegan mucho con la dualidad “cultura/industria”. Para unas cosas somos industria, y para otras somos cultura. Somos industria y requerimos que no se distribuya nuestro producto o perdamos el control sobre él, pero luego queremos subvenciones (que no se dan tan a la ligera si eres una empresa privada o autónomo) porque somos cultura, derecho de todo ciudadano.
O mejor aun, creamos los incentivos para modernizar el sector, repartidos por el Ministerio de Cultura, de manera que al final no repercutirá en ninguna mejora, donde simplemente no se demuestran ni se obliga a demostrar unos resultados obtenidos, sino que sólo se justifican los gastos.

Al final, todo parece que se resume: un lobby con mucho peso en el gobierno de turno que obliga a hacer lo que les interesa, sin mirar a su alrededor para observar como evoluciona su medio.

Mi realidad, y la vuestra

Un ciudadano como yo, como casi todo el mundo que vive en este planeta, tiene un trabajo, que suele ser una industria en su aplicación más general del término de la palabra, y la verdad para ser sincero, me gusta que me paguen por él, y a poder ser, en su justa medida… bueno, incluso por encima de lo que uno se merece.
Cuando analizo como funciona mi rol dentro de este sistema capitalista, básicamente, todo puedo resumirlo en:

  • Realizo un trabajo, de ocho o más horas al día, y genero algo de valor. En caso, realizo tareas que dan lugar a valores intangibles, mucho más complicados gestionar y valorar.
  • Estos vienes, se enajenan de mí, y mi empresa revende a casi el doble de lo que vale a otros consumidores, para pagarme el sueldo, y otros gastos generales.
  • Con esto, todos ganan (unos más que otros), yo cobro mi sueldo, mi empresa tiene un margen de beneficio, y el cliente tiene un producto por un precio que había fijado previamente.
  • Y vuelta a empezar…

Si un artista entrara dentro de este circulo de creación de bienes, no habría problema: sois una industria, ajustaros a las normas que rigen este sistema. De hecho, opino firmemente que un artista, como trabajador, merece una gratificación monetaria, como los albañiles, los policías, etc… Y el “todo gratis” no es una opción válida. Pero claro, si los “artistas” no se saltaran dos fundamentos de este sistema:

  • Un artista, productora, editorial, etc… NO se quiere enajenar de su obra. Le pertenece más allá de la creación de su valor. Como casi todos los que generamos bienes intangibles, ponemos propiedad a algo que no se puede tener en las manos. ¿Tiene esto sentido?.
  • Jugar con la dualidad cultura/industria. ¿En que quedamos?.

Pero sigamos abstrayendo el problema. En el hipotético caso que haya un competidor que mejore el producto, y mi trabajo quede atrasado, simplemente me adapto, mejoro (aunque no necesariamente sea una mejora) y me adapto a las nuevas necesidades (reales o creadas).

Aplicado a la SGAE, AIE, o similares. Ellos tienen un modelo de negocio, y el cliente, observa otros modelos que están apareciendo, mucho más atractivo, y accesible (me encanta el ejemplo de Spotify). Pues bien, nuestros queridos “jefes” hacen lo siguiente:

  • Presionan al gobierno de turno, para lograr cambiar las leyes, quitar unos derechos a los ciudadanos y así obligar a mantener su modelo de negocio.
  • Aplicar todos los derechos adquiridos de manera brutal y déspota.
  • Criticar cualquier modelo que no sea el tuyo. Copyleft suele ser un buen saco de boxeo. Sólo hay que leer a Teddy Bautista.

Y lo peor de todo. El gobierno, actual y anteriores, han mimado esta forma de comportarse. Con un canon, que suena a chiste, permitiendo que una entidad privada (en mi barrio las solemos llamar empresas) recaude un impuesto y lo imponga de manera indiscriminada y sin distinción. Con una ministra del Cultura, que ha aportado poco a la cultura (por favor, mirar su curriculum, no os defraudará) pero que es del agrado de dicha organización y otras organizaciones satélites.

Total, un ciudadano se siente estafado y ultrajado. Ellos hacen lo que quieren, respaldados por una “legalidad” que cambia a su antojo y nosotros sólo tenemos que aflojar la pasta.

Adaptarse o morir

Vayamos al grano, querida SGAE. Adaptarse o morir. Ley universal no escrita, que ustedes parecen no querer acatar.

Pongamos un ejemplo. En la informática, un sector que evoluciona a un ritmo difícil de seguir, hay un ejemplo claro de lo que significa evolucionar. Al principio, los ordenadores incluían una disquetera, con lentos y ruidosos disquetes, que apenas tenían capacidad de almacenamiento. Muchas empresas se lanzaron a substituir este medio de almacenamiento, como por ejemplo, unidades “Jaz“, discos magnéticos, y entre ellos el CD que a la postre fue el gran ganador. Los creadores de las disqueteras no montaron un lobby, no obligaron al uso del disquete, ni tan siquiera se quejaron. Olvidaron aquella tecnología y se adaptaron.

Es cierto, que cuando se está en una situación tan privilegiada que puede estar los lobbies actuales del entretenimiento, es sencillo llegar a pensar que se puede obligar a involucionar a los clientes finales y mantener el producto tal y como lleva años funcionando, aunque el cliente ya no quiera tu producto (entonces son criminales o llevan parche en el ojo) y otros ya ofrezcan otros productos que gustan más (tratar de marginar, o ignorar). Aparte, para lograr mantener el negocio rentable, imponen un impuesto a todos los que usen algo que puede almacenar su producto… el suyo y cualquier otro producto, claro esta. O incluso cosas más ridículas se ven en sus paisanos de otros lugares.

¿Si en vez de ser la SGAE vendieran mesas, o disquetes, o estufas de carbón, que sería de ustedes?. Ya se lo digo yo. Habrían colgado el cartel de cerrado hace tiempo, pero claro, tener la inestimable ayuda de un gobierno que le ayuda a recaudar un impuesto a una entidad privada hace que se pueda mantener mucho el negocio.

Sólo quiero una solución

Ahora releyendo mi entrada, veo que es demasiado parcial, pero quiero reconducir esto. Hagamos borrón y cuenta nueva. Ustedes quieren un negocio, y yo quiero consumirlo sin miedos ni sentirme estafado. Sólo quiero una solución realista y ajustada a mis necesidades, ya que soy sin lugar a dudas, un cliente.

Resulta que ninguna de las leyes que ha fijado el gobierno, ni los ataques de la SGAE, ni los artistas llorando porque no pueden cambiar de Mercedes,… nada de eso me ha hecho dejar de bajar música salvo una cosa: Spotify. Y no soy el único que se ha dado cuenta de que estas herramientas son las que de verdad están funcionando (este artículo de Enric Corella es magnifico sobre este tema), por lo tanto fijémonos en estos modelos exitosos, y tratemos de hacer algo parecido, aplicado a España y que haga que todo el mundo se sienta feliz.

Resumiendo: No quiero hundir a la SGAE, no quiero que los artistas pierdan sus mansiones en Miami, no quiero destruir la industria del entretenimiento. Quiero que evolucione, como ha evolucionado todo a lo largo de los últimos años. Ya no quiero CDs, quiero streaming. Ya no tengo un video VHS al lado de mi televisión, tengo un ordenador. No hay vuelta atrás, y necesito que me deis una alternativa a lo que me ofrecéis… Recordar, soy vuestro cliente, y el cliente siempre tiene razón, ¿o no?

Please follow and like us:

Manifiesto “Red SOStenible”

Consideramos imprescindible la retirada de la disposición final primera de la Ley de Economía Sostenible por los siguientes motivos:

  1. Viola los derechos constitucionales en los que se ha de basar un estado democrático en especial la presunción de inocencia, libertad de expresión, privacidad, inviolabilidad domiciliaria, tutela judicial efectiva, libertad de mercado, protección de consumidoras y consumidores, entre otros.
  2. Genera para la Internet un estado de excepción en el cual la ciudadanía será tratada mediante procedimientos administrativos sumarísimos reservados por la Audiencia Nacional a narcotraficantes y terroristas.
  3. Establece un procedimiento punitivo “a la carta” para casos en los que los tribunales ya han manifestado que no constituían delito, implicando incluso la necesidad de modificar al menos 4 leyes, una de ellas orgánica. Esto conlleva un cambio radical en el sistema jurídico y una fuente de inseguridad para el sector de las TIC (Tecnología de la Información y la Comunicación). Recordamos, en este sentido, que el intercambio de conocimiento y cultura en la red es un motor económico importante para salir de la crisis como se ha demostrado ampliamente.
  4. Los mecanismos preventivos urgentes de los que dispone la ley y la judicatura son para proteger a toda ciudadanía frente a riesgos tan graves como los que afectan a la salud pública. El gobierno pretende utilizar estos mismos mecanismos de protección global para beneficiar intereses particulares frente a la ciudadanía. Además la normativa introducirá el concepto de “lucro indirecto”, es decir: a mí me pueden cerrrar el blog porque “promociono” a uno que “promociona” a otro que linka a un tercero que hace negocios presuntamente ilícitos
  5. Recordamos que la propiedad intelectual no es un derecho fundamental contrariamente a las declaraciones del Ministro de Justicia, Francisco Caamaño. Lo que es un derecho fundamental es el derecho a la producción literaria y artística.
  6. De acuerdo con las declaraciones de la Ministra de Cultura, esta disposición se utilizará exclusivamente para cerrar 200 webs que presuntamente están atentando contra los derechos de autor. Entendemos que si éste es el objetivo de la disposición, no es necesaria, ya que con la legislación actual existen procedimientos que permiten actuar contra webs, incluso con medidas cautelares, cuando presuntamente se esté incumpliendo la legalidad. Por lo que no queda sino recelar de las verdaderas intenciones que la motivan ya que lo único que añade a la legislación actual es el hecho de dejar la ciudadanía en una situación de grave indefensión jurídica en el entorno digital.
  7. Finalmente consideramos que la propuesta del gobierno no sólo es un despilfarro de recursos sino que será absolutamente ineficaz en sus presuntos propósitos y deja patente la absoluta incapacidad por parte del ejecutivo de entender los tiempos y motores de la Era Digital.

La disposición es una concesión más a la vieja industria del entretenimiento en detrimento de los derechos fundamentales de la ciudadanía en la era digital.

La ciudadanía no puede permitir de ninguna manera que sigan los intentos de vulnerar derechos fundamentales de las personas, sin la debida tutela judicial efectiva, para proteger derechos de menor rango como la propiedad intelectual. Dicha circunstancia ya fué aclarada con el dictado de inconstitucionalidad de la ley Corcuera (o ley de patada en la puerta). El Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en Internet, respaldado por más de 200 000 personas, ya avanzó la reacción y demandas de la ciudadanía antes la perspectiva inaceptable del gobierno.

Para impulsar un definitivo cambio de rumbo y coordinar una respuesta conjunta, el 9 de enero se ha constituido la “Red SOStenible” una plataforma representativa de todos los sectores sociedad civil afectados. El objetivo es iniciar una ofensiva para garantizar una regulación del entorno digital que permita expresar todo el potencial de la Red y de la creación cultural respetando las libertades fundamentales.

En este sentido, reconocemos como referencia para el desarrollo de la era digital, la Carta para la innovación, la creatividad y el acceso al conocimiento, un documento de síntesis elaborado por más de 100 expertos de 20 países que recoge los principios legales fundamentales que deben inspirar este nuevo horizonte.

En particular, consideramos que en estos momentos es especialmente urgentes la implementación por parte de gobiernos e instituciones competentes, de los siguientes aspectos recogidos en la Carta:

  1. Las/os artistas como todos los trabajadores tienen que poder vivir de su trabajo (referencia punto 2 “Demandas legales“, párrafo B. “Estímulo de la creatividad y la innovación”, de la Carta);
  2. La sociedad necesita para su desarrollo de una red abierta y libre (referencia punto 2 “Demandas legales“, párrafo D “Acceso a las infraestructuras tecnológicas”, de la Carta);
  3. El derecho a cita y el derecho a compartir tienen que ser potenciado y no limitado como fundamento de toda posibilidad de información y constitutivo de todo conocimiento (referencia punto 2 “Demandas legales“, párrafo A “Derechos en un contexto digital”, de la Carta);
  4. La ciudadanía debe poder disfrutar libremente de los derechos exclusivos de los bienes públicos que se pagan con su dinero, con el dinero publico (referencia punto 2 “Demandas legales“, párrafo C “Conocimiento común y dominio público”, de la Carta);
  5. Consideramos necesaria una reforma en profundidad del sistema de las entidades de gestión y la abolición del canon digital (referencia punto 2 “Demandas legales“, párrafo B. “Estímulo de la creatividad y la innovación”, de la Carta).

Por todo ello hoy se inicia la campaña INTERNET NO SERA OTRA TELE y se llevarán a cabo diversas acciones ciudadanas durante todo el periodo de la presidencia española de la UE.

Consideramos particularmente importantes en el calendario de la presidencia de turno española el II Congreso de Economía de la Cultura (29 y 30 de marzo en Barcelona), Reunión Informal de ministros de Cultura (30 y 31 de marzo en Barcelona) y la reunión de ministros de Telecomunicaciones (18 a 20 de abril en Granada).

La Red tiene previsto reunirse con representantes nacionales e internacionales de partidos políticos, representantes de la cultura y legaciones diplomáticas.

Firmado Red SOStenible

http://Red-SOStenible.net

La Red Sostenible somos todo. Si quieres adherirte a este texto, cópialo, blogguéalo, difúndelo.

Please follow and like us:

SGAE, PROMUSICAE, y demás… Repetir la mentira, la convierte en verdad

Odio lo que ocurre. Lo veo en la política, lo veo en las empresas, y casi todos los ámbitos de la vida.

Repetir una mentira, muchas veces, la convierte en una verdad.

Hoy podemos leer en un periódico de tirada nacional, como el gobierno del PSOE no mete doblada una ley muy anti-popular, por lo “bajini“, a escondidas dentro de otra ley, dentro de una que no tiene nada que ver con el asunto que tratamos: “Ley de Economía Sostenible“. ¿Pero que es esto?. ¿Se creen que somos tontos?.

Partamos de una premisa: Música es cultura, el cine es cultura, y es razonable que sea de libre acceso. Ojo, que no gratuito. Actualmente, la copia privada no está penada, y se paga un canon para compensar la copia privada. Perfecto, genial, es justo. Aun así, nos dicen que el canon no es suficiente… que es nuestra culpa que no salgan nuevos artistas.

SGAE, PROMUSICAE, etc… tratan de criminalizar el tema. ¡Se va a acabar la música!… bueno realmente se va a acabar vuestro modelo de negocio, que es muy diferente. Pero ellos tratan de mantenerlo, y como no, hacen toda la presión posible (aunque sea ridículo). Dejémonos de ver a los músicos que defiende la doctrina “SGAE” como “artistas”, más bien son productores de contenidos de manera industrial, a los que la música les da un poco igual, solo vender discos y vivir sin hacer nada… ¿Me estoy pasando?, no, no soy yo, es la imagen que dan con sus acciones y declaraciones.

Aunque no minimicemos el poder de SGAE y similares, ya que en España, si no eres de la SGAE, tendrás muy complicado grabar un disco, ya que toda la industria te lo exige, es decir, tienes que pertenecer al circulo, y tienes que aceptar lo que hay, si no, no hay disco. Pero… aparece internet en la vida diaria, donde se puede publicar libremente, y todo el negocio se les trastoca.

Pero volviendo a la ley que ha aprobado la Ministra Elena Salgado, me imagino que el gobierno no quería que la gente se diera cuenta que a cada paso que damos en ciertos aspectos, se nos van cambiando las reglas de juego para mantener ciertos privilegios a los “artistas”. Y pongo artistas entre paréntesis, ya que no se favorece a todos, si no a una élite que no tiene precisamente problemas. “Artistas” como las discográficas que quieren mantener su modelo de negocio a cualquier precio. “Artistas” que es la industria montada alrrededor de la creación de música en formato físico. Con estos cambios el gobierno apoya el inmovilismo del sector, ¿salió el gobierno a defender a los pequeños comercios cuando el mercado se oriento hacia los centro comerciales?… No, no son tan guapos y no salen conmigo en campaña para hacerse la foto.

Pero claro, hablamos de un sector, el del entretenimiento, que esta acostumbrado a vivir de las subvenciones, como por ejemplo el cine. Vergonzoso lo que se suele producir en España y que todos tenemos que pagarlo. ¿Se apuesta por nuevos valores?… (excusa típica) no, es que no tenemos dinero… más bien, es que no queremos cambiar.

Es claro que esta cambiando el mercado y algunos no quieren verlo, y mucho menos que cambie. Nuestro habitos de consumo están cambiando ya que, por ejemplo, el CD se esta quedando obsoleto. ¿Quién quiere un CD?, dame un mp3 para meterlo en mi reproductor mp3. Este cambio, puede hacer que mucha de la “industria” que rodea este negocio desaparezca o sea marginal. Pero seamos sinceros, ha pasado con muchas otras industrias y no ha pasado nada. Pero amigo… hay un gran lobby detras, estos “artistas” tienen mucha pasta y tiempo libre para gastar, tienen que defender su modelo, su “producto” (aunque si venden un producto ya no son artistas… bueno eso es otra discusión) arcaico, ya que renovarse cuesta muchos duros.

¿Pero y donde llega la parte aun mas indignante?. Sus soluciones. Canon compensatorio, un impuesto revolucionario que gestiona una empresa privada, que no reparte equitativamente sus beneficios, y que la empresa no tiene nada de pública ni democrática. Bien, y encima somos unos ladrones.
No conformes con el canon, que les da muchos beneficios a unos pocos, nos criminalizan, y tratan de mantener el status quo actual.

¿Una tarifa plana de descarga que pagaran los que queremos descargar?, ni de coña.
¿Precios más bajos?. ¿Estas de broma?
¿Diversificar los autores?… Nos va bien con nuestros “artistas”.

Y sabeis aun lo peor. Internet esta haciendo mucho bien a los músicos. Cientos de grupos tienen a su audiencia delante de ellos, sin terceros que cobre comisión. No hace falta un CD, un mp3 es suficiente. Y algunos adelantados ya se han dado cuenta, y cuelgan sus discos, y reconocen que el libre intercambio les beneficia. Incluso algunos lo fomentan… pero el lobby de las discográficas acalla cualquier voz.

No os llaméis artistas… Llamaros empresarios, o asalariados de la discográficas. Todo quedará más claro.

Actualización: Siempre hay gente que sabe expresarse mucho mejor que tu, y en este caso, Julio Alonso creo que lo resumen muy bien.

Please follow and like us: