Recreativas de mi niñez (II): Nintendo PlayChoice-10

Que Nintendo marcó a toda una generación, no es ningún misterio, pero contar la historia de Nintendo, como empresa, suele sorprendernos con una cantidad de historias sobre culebrones internos e intentos de fabricación de cacharros varios que se quedaron en nada, o que triunfaron. Y no soy el más indicado (ni documentado) para hablar del tema, pero os puedo recomendar que busquéis por Internet la historia de la gran N (os recomiendo I, II y III aunque no son las únicas fuentes).

PlayChoice-10-Deluxe-EU

PlayChoice-10 (Deluxe versión Europea)

Recordando hoy, algunos de esto cacharros de la gran N que pude disfrutar en mi niñez, me ha venido a la mente un recuerdo de otro de estos chismes que salió de la fabrica de Kioto, que me ha parecido muy curioso: una recreativa de Nintendo que en vez de darte «vidas» para jugar te daba tiempo por cada moneda que introdujeras.

Esta máquina recreativa se llamaba «Nintendo PlayChoice-10«, que no era internamente más que unas Nintendo (míticas NES de sobremesa) con 10 juegos idénticos a los que podías en esos tiempos comprar para tu consola de sobremesa de la gran N. Bueno, no eran idénticos, ya que incluía «consejos», los cuales estaban en perfecto inglés por lo que no recuerdo mucho que ponían, los cuales se mostraban en una pantalla superior en la cual también se podían elegir los juegos para jugar, aunque esto lo explicaré más adelante.

Por «sólo» 25 pts, tenías 300 segundos para jugar a cualquier juego de la lista, es decir, 300 segundos para jugar a un Nintendo de sobremesa, ya fuera a dobles o en solitario. Tenía muchas curiosidades, como por ejemplo que en tu tiempo, podías cambiar de juego dando a un botón de «reset», volvías a la lista de juegos y podías continuar jugando.
Y se podía jugar a lo grande: tenías hasta una pistola «Zapper» como las consolas NES, por lo que podías jugar como en esta recreativa a juegos como el «Duck Hunt» que era lo más de lo más de la época, ya que como he dicho, esta recreativa no era más que una NES gigante.
Existían varios modelos de las cabinas, con uno o varios monitores, mi recuerdo se centra en la «gloriosa» cabina de dos pantallas grandes. En la pantalla superior, existía un menú donde se podía elegir el juego que querías, y cuando jugabas, te encontrabas en la pantalla superior los famosos «consejos» para el juego y el malvado contador de tiempo restante. Esta pantalla superior se controlaba con unos botones que estaban en una primera hilera más cercana al monitor, y en la segunda hilera estaban los de control de toda la vida. Cuando elegías un juego, la pantalla de abajo era una maldita NES, y jugabas hasta que el tiempo se consumía, pero sí el tiempo acababa la pantalla se ponía en negro y tenías un tiempo para volver a meter más pasta para continuar.

Todo un negocio, ya que el tiempo que te pasabas delante de la pantalla no dependía de tu destreza a los mandos, si no de un tiempo preestablecido. En mi barrio lo llamábamos timo. Pero tenía una parte muy buena, ya que permitía jugar a los juegos sin tener que comprarlos o tener que alquilarlos, y con los 300 segundos que te daban, podías ver rápidamente los 10 juegos que traia (que por cierto, si no recuerdo mal, no todas llevaban los mismos), por lo que fue uno de mis «tester» de juegos, antes de gastarme las 5000-8000 pelas de entonces.

¿No os enteráis?, normal… pero nada mejor que un vídeo para que veáis de que hablo.

Ah, y también me recuerda una cosa: que viejo me estoy volviendo.

Referencias a toda la información que he mirado para refrescar mi memoria:

Please follow and like us:

Como podemos ver estrellas cerrando los ojos, o los «fosfenos»

Desde que era pequeño, menos de 10 años, siempre me habia preguntado, que eran esas luces que aparecian cuando me frotaba los ojos con fuerza. Al principio, cerraba los ojos, y presionaba levemente con los dedos en mis parpados y poco a poco se iban formando luces que giraban y formaban escenas. Y si se abrían los ojos estos efectos permanecían unos segundos, como si una fuente de luz estuviera enfrente de nuestra vista.

Visión artistica de un Fosfeno (Fuente: Wikipedia)

Visión "artistica" de un Fosfeno (Fuente: Wikipedia)

Puedes hacer la prueba: Cuando te presionas los ojos con los dedos, si esperas un poco, empezarás a ver luces o objetos (en blanco y negro inicialmente) con formas geométricas. Estos objetos pueden ir evolucionando y en algunos casos hasta formar escenas, incluso en colores.

No soy médico, pero hace poco investigué por curiosidad, si estos efectos que me ocurrían a mi, y a otras personas estaban documentados (y como no, lo estaban). De hecho, estaban documentados, desde los Griegos. A estos efectos se les llama «fosfenos» (o «phosphene» en inglés, donde encontraras mucha más documentación que en castellano como siempre).

Estos efectos visuales, muy sorprendentes, se generan sencillamente al excitar nuestra retina, estimulándola con la presión que ejercemos con los dedos o con cualquier otro instrumento (sin pasarse, no vayas a hacerte daño). Esta presión, «conecta» las celdas de la retina, es decir, estimula los receptores de la visión, provocando esos «objetos» en movimiento.

Para mucha más información:

Please follow and like us: