¡Spam, Spam, y Spam!

SPAM!

SPAM!

Si señor, spam, aquel que los Monty Phyton le dedicaron un sketch memorable en un restaurante lleno de vikingos (o algo asi). Y no sabían las veces que la gente iba a tirar de su sketch para referirse a esos comentarios que no hacen mas que llenar de porquería tu blog.

En menos de una semana he recibido como 1500 comentarios de spam, que francamente, son los mismos en 6 meses de vida de este blog en WordPress. Y demos gracias a que WordPress los gestiona perfectamente con Akismet, que viene de serie.

Todo ha venido a raiz de que se mandara un trackback a menéame, y apareciera un link a mi blog en una noticia que fue portada, entonces, cientos de rusos (aparte de cientos de visitas de gente que venia de ese link), me tratan de dejar una media de 10 mensajes de spam al día.

Y sabéis que… eso les funciona, ya que no es difícil encontrar cientos de blog llenos de spam, y sencillamente arruinados gracias a miles de bots escribiendo comentarios al día.  Aun no hay una cura para el spam, tan solo sufrirlo en silencio

Please follow and like us: