Backup rápido entre máquinas con rsync

Aunque no voy a entrar en profundidad en el tema de como montar un servidor rsync, ya que hay muchos manuales y es muy sencillo de montar en un servidor Linux, os voy a dejar mi receta, rápida, para montar un backup de una máquina remota en otra mediante rsync y sin muchos problemas.

Esto lo suelo usar para replicar información importante que siempre necesita tener un backup idéntico. No hace copias incrementales, si no un espejo de lo que hay en un disco a otro. Si el usuario borra una carpeta, en el backup también se borrará. Pero hay scripts para hacer copias incrementales con rsync por internet… no tardarás en encontrarlos.

Partimos que tenemos una máquina con rsyncd configurado y funcionando, pues para hacer un backup rápido, solo hay que hacer:

rsync -Eavz --delete-after --stats --progress --password-file=/etc/rsync.pass /directorio/a/salvar/ rsync://rsync@megaNAS/CompartidoRsync/

Como verás he indicado un directorio donde se almacena el password para el servidor rsync remoto, que no es más que un fichero con el password en texto plano. Pero es importante que tenga los permisos solo para el usuario.

chmod 600 /etc/rsync.pass

Se que lo ideal es montar un follón de certificados para que no te pida password, pero con un fichero nos ahorramos todos los problemas. Ahora metemos esta linea en el fichero de crontab… y ya está.

¿Y si tengo un Android, me afecta el escándalo del “Carrier IQ”?

Siempre, algunos locos, hemos visto internet como algo bueno, pero que entraña un gran peligro. Un gran peligro para tu intimidad, entre otras cosas, y con noticias como la siguiente, hace que me reafirme en dicho supuesto.

Saltó la liebre esta semana cuando TrevE, desarrollador Android que se mueve por los foros de XDA-Developers (muy buenos foros por otra parte si te gusta trastear con tu móvil), nos descubrió que existía un software instalado por defecto en nuestros terminales que capturaba cualquier cosa que hiciéramos sobre el terminal, y cuando digo cualquier cosa, es cualquier cosa.
Y SI, es lo que piensas, cuando escribes su password supersecreto de la muerte, “Carrier IQ” lo esta apuntando. Cuando visitas esa web de la que tanto te avergüenzas también queda registrado. Aparte, afecta a muchos otros terminales, como los Nokia, iPhone, Blackberry, etc…

¿Y qué es “Carrier IQ“?. Pues una empresa de… sorpresa… minería de datos (o algo así). Con toda la información que recopila, la organiza y la vende para obtener un beneficio.

Y tu te preguntaras: ¿Me venden un teléfono que encima me espía?. Buena pregunta, hazla a tu fabricante o mejor quéjate porque tienes razones para quejarte de dicho atropello a la intimidad. Y lo mejor de todo, nuestro héroe, TrevE ha recibido por parte de Carrier IQ cartas para queje de publicar “información” sobre lo que esta ocurriendo o se verá con sus abogados. Ahí lo llevas.

Yo, preocupado como usuario de Android, busqué información sobre como afectaba a los que no teníamos la ROM oficial del terminal si no otra que hemos metido después “cocinada”. Lo que encontré se puede puede resumir en lo siguiente:

  • Si tienes una ROM original, puede que lo tengas. Mejor dicho, si tiene una ROM con “HTC Sense”, o “TouchWiz”, o similares, seguro que tienes este fastidioso rootkit.
  • Si tienes otras ROM “cocinadas”, no creo. Si buscas por los foros, verás que muchos “cocineros” ya confirman tener sus ROMs libres de todo bichillo. Como por ejemplo la famosa CyanogenMOD.
Edición 2/12/11: Parece que TrevE ha sacado una app para Android que nos permite saber si tenemos el Carrier IQ instalado, y pagando 1 dolar poder eliminarlo del sistema.

La desilusión de Amazon España

Amazon España

Nada más abrir Twitter hoy, me encuentro con los primeros comentarios de que Amazon ya ha abierto su tienda online en España. Como fiel comprador, de la versión del Reino Unido, de dicha tienda online (sobre todo por su servicio, y unos precios muy buenos en casi todo) me dispongo a entrar en la web de inmediato pensando en comparar precios, ya que como buen español, siempre sospecho que me van a engañar.

Y quizás engañar no es la palabra que me ha venido a la mente tras compara precios, pero si desilusión.

Os dejo unos ejemplos, que han sido los tres primero productos que me consultado en la nueva página española de Amazon, unos videojuegos para Xbox 360, contrastando con sus precios en la versión del Reino Unido de Amazon y utilizando los cambios de divisas que ofrece la web XE.com (se que Amazon siempre te da un cambio peor, pero lo voy a usar para tener una referencia referencia):

  • Gears of Wars 3: En UK vale 37,99 libras, unos 44 euros. En la versión ES, me encuentro con 48.92. Un 11.5% más caro. Vaya, sigamos probando.
  • Dance Evolution: En UK vale 19,99 libras, unos 23 euros (aunque tienes que llegar a 25 libras para el envío gratuito). En la versión de la tienda ES, me encuentro que vale 62,13 euros… solo un 169% más. Ostia, esto pinta mal. Y encima es importado de UK… que alguien me lo explique.
  • NBA 2011: Es el ejemplo más sangrante que he visto, de la diferencia de precios (a peor) de la tienda ES de la UK. En la tienda de UK encontramos un precio muy barato 15 libras que son unos 17 euros, pero ahora en la tienda ES me encuentro que vale 74 euros, lo que es un 332% más caro. Y lo más sangrante es que también es de importación desde el UK. ¿Es una broma?.
Creo que no me hace falta mirar mucho más de la web de Amazon en España para saber que no voy a comprar mucho por allí. Y aunque si he leído que tienen algún producto con buen precio, parecen ser escasos (tanto la cantidad de productos como en las ofertas). Y eso que no me he metido a mirar en libros ya que parece que también patinan bastante, y sin libro electrónicos (yo no los encuentro) para su producto estrella, el Kindle.
Esperemos que esto sea un comienzo, mal comienzo, por parte de Amazon en España. Con la facilidad de comprar en la tienda de UK, ¿porqué vamos a comprar las cosas en España si valen un pastón?. Es decir, que casi no hay diferencia entre comprar en Amazon o en tienda física.
En resumen: Una gran decepción.

Google Music, mi experiencia con la música en la nube

Google MusicTras unas semanas usando el nuevo servicio en la nube de Google, Music, tengo que decir que he podido utilizar bastante el servicio y encontrar todo aquello que me interesaba tener en una aplicación en la nube donde almacenar mis ficheros mp3, pero a su vez le he encontrado carencias, y cosas que, sin duda, se tendrán que mejorar.
Aunque tengo que reconocer que ahora mismo es la mejor alternativa que he encontrado, por encima de Spotify y Grooveshark, y que prácticamente puedo decir que seré usuario de este servicio cuando salga de la fase beta. Y como muchos me habréis leído en Twitter, me declaro fan de dicho servicio, pero eso no quita que pueda ser crítico con el servicio e intentar no convertirme en un “fanboy”. Una de las partes que quizás no me suele gustar de Google es su “secretismo” y su eterno estado “beta”, lo que puede ser algo contraproducente (o a la inversa… sólo hay que ver casos como Gmail, o como Wave), por lo que durante mucho tiempo todo lo que contemos no podrá pasar de “rumor”, y sin ninguna confirmación.

Hagamos un pequeño resumen de los puntos más destacados que creo que hay que señalar, tanto fuertes como débiles.

Puntos fuertes:

  • Podremos subir hasta 20.000 canciones (y 250 megas por mp3 subido), aunque no conozco a nadie que haya llegado a dicho límite. Este almacenamiento ahora mismo es gratuito, y da de sobra para subir todos los discos que tengas… bueno, por lo menos a mi me sobra.
  • Se rumorea que serán 20$ por año, con una parte gratuita. Quizás con esa parte de pago, no haya limites o se aumenten los actuales. Como todo son rumores y esperemos que esto se aclare en breve, ya que últimamente Amazon se esta moviendo mucho para mejorar y hacer la competencia con precios más bajos y almacenamiento ilimitado.
  • Permite comprar discos y mp3 desde el intefaz mediante el mismo buscador de Google. Aun está por explotar el tema, ya que una integración mayor sería deseable (comprar y subirlo automáticamente).
  • El interfaz web que nos ofrece es muy “Google”: Sencillez y funcionalidad. Puede que se echen de menos alguna opción más pero como biblioteca de música ofrece todo lo necesario.
  • La organización es muy visual, y permite de un vistazo ver las caratulas de los discos agrupadas
  • Editor de tags y caratulas desde el mismo interfaz web. Permite la edición de discos completos, que es muy cómodo.
  • Cliente para Android, con  una integración completa con la aplicación.
  • El cliente Android permite seleccionar discos para oírlos “offline” y no tener que gastar datos de tu conexión móvil.
  • Listas “inteligentes”, como las que tiene iTunes. Seleccionamos una canción y nos genera una lista “relacionada” con dicha canción. Aunque en ciertas ocasiones (si no has oído mucha música) no será capaz de generar la lista.

Puntos débiles:

  • Sigue sin estar disponible en España, aunque usando un proxy de USA se puede pedir una invitación y luego usarlo sin problemas desde cualquier parte del mundo.
  • Tendrás que subir todos los mp3, no como por ejemplo con Spotify o iTunes (ya que tienen muchos discos ya disponibles). Es decir, en Spotify, en cuanto pagas una suscripción tienes acceso a toda su biblioteca de forma directa. En Music, tienes un espacio vacío que tendrás que llenar tú.
  • No termina de estar claro su relación con las discográficas, y si tiene acuerdos para comercializar el servicio. Esto es muy importante, ya que si no hay nada firmado, cuando se firme se puede cambiar mucho el tipo de servicio (como ha ocurrido con Spotify y sus cambios para poder desembarcar en USA).
  • En relación con el punto anterior, muchos se han apresurado a señalar este servicio será usado por mucho “piratas” que se han bajado el mp3 y no han comprado el disco. Por otra parte, este servicio se puede también afirmar que serviría para “legalizar” los ficheros mp3, repartiendo parte de la suscripción para compensar a los autores. Al igual que el punto anterior, esto esta en aire.
  • El cliente no funciona en Linux (sólo Windows y Mac), aunque se puede utilizar con Wine, sin muchos problemas.
  • La aplicación “Music Manger” no soporta el uso de proxys. Si tienes un proxy transparente en tu oficina o tu casa, no funcionará. Aunque parece que hay gente que lo conseguido, yo no he podido utilizar el proxy de la empresa.
  • Sólo se puede subir utilizando la aplicación “Music Manager”. En ciertas ocasiones se agradecería subir desde el mismo interfaz web.

Error “svn export failed” en WebSVN al hacer un tarball

Pero que complicado es esto… y desesperante. Lograr tener todo perfecto y sin ni una mancha 😛

Logo de WebSVNHoy vamos a luchar contra un “bug” (no se si se puede decir que sea culpa del script) de WebSVN en su rama 2.3.x. Si no conoces este software/script/web, es una pequeña página web que usa PHP, que permite acceder a un servidor Subversion desde una página web muy amigable. Este programa tiene la característica de hacer un zip/tar con el código fuente y bajarlo desde esta web… salvo si pones acentos en algún fichero. Entonces tendremos un bonito error que pondrá algo como:

svn export failed [...]

En ese momento piensas: “Seguro que es una chorrada de configuración de la web”. Mal, compañero, mal. Siguiendo una lógica deductiva busque si era un error de WebSVN, luego de Subversion, luego de Apache, luego de PHP y luego del sistema operativo. Obviamente, y como ocurre en estos casos, era un error en conjunto.

La causa, básicamente, es que Apache siempre arranca con las “locale” asignas a “C”, y obviamente, WebSVN lanza Subversion con dichas “locale” lo que hace que no sepa interpretar los caracteres acentuados y eñes (que están en UTF-8).

¿Como arreglarlo?, así de fácil o de complicado (como quieras verlo):

// Fichero websvn/include/setup.php
//
// Busca la línea 329 mas o menos, donde habrá algo del tipo:
setlocale(LC_ALL, '');
// Cambialo a:
setlocale(LC_ALL, 'es_ES.UTF-8');
// Añade esta línea
putenv('LC_ALL=es_ES.UTF-8');

Si no codificación de caracteres no es la misma, pues pon la que tenga tu equipo (ejecuta un “locale” en la consola).

Hecho.

Referencias:

De imagen a ICO con Paint.Net

Muchos ya conocemos este magnifico sustituto del clásico (e infravalorado) Paint de Windows, el Paint.NET.
Y todos los que tenemos que sufrir a diario los pequeños retoques de imágenes que aparecen en los “quehaceres” diarios de un programador, agradecemos su existencia y su sencillez.

Pero como siempre, me he encontrado un problema… no conoce el formato ICO, ni ofrece ningún soporte para este formato, que tanta falta hace en Windows. Por lo que, de serie, el programa no los puede editar, ni trasformar de un formato hacia el formato .ico.

Gracias a dios, la gente de Paint.NET, ofrece la posibilidad de desarrollar plugins sobre su programa y como no, un programador, relleno el hueco desarrollando un plugin.

Para poder usar el formato ICO hacemos lo siguiente:

Pantalla de exportación a ico/ani/cur

  1. Vamos a esta dirección y bajamos la dll (Icon/Cursor Format Support). Demos las gracias al autor, por tan maravilloso plugin.
  2. Metemos esta dll en el directorio “FileTypes” del directorio de instalación de Paint.NET.
  3. Ahora podemos exportar a .ico/.cur/.ani cualquier imagen, y crear ficheros con varias resoluciones (dentro de un fichero la imagen se guarda con varias resoluciones lo que lo hace aun más potente), mediante un sencillo menú.

Por favor, SGAE, denme alternativas

Mucho se ha hablado sobre la ley Sinde, #nolesvotes, SGAE, y derechos de autor. No voy a añadir nada nuevo al tema, ya que hay mucha gente más cualificada que yo para hablar sobre el tema.

Voy a hablar desde un punto de vista que creo que no se oye ante tanto ruido de ambas partes, y es el del consumidor de cultura y usuario de internet, y como dijo Alex de la Iglesia, los que somos sólo ciudadanos.

¿Industria o cultura?

Un ciudadano se despierta y lee estas declaraciones de Luis Cobos, y algo huele a chamusquina. Sin tener que ser un lumbreras uno se da cuenta que los “artistas” juegan mucho con la dualidad “cultura/industria”. Para unas cosas somos industria, y para otras somos cultura. Somos industria y requerimos que no se distribuya nuestro producto o perdamos el control sobre él, pero luego queremos subvenciones (que no se dan tan a la ligera si eres una empresa privada o autónomo) porque somos cultura, derecho de todo ciudadano.
O mejor aun, creamos los incentivos para modernizar el sector, repartidos por el Ministerio de Cultura, de manera que al final no repercutirá en ninguna mejora, donde simplemente no se demuestran ni se obliga a demostrar unos resultados obtenidos, sino que sólo se justifican los gastos.

Al final, todo parece que se resume: un lobby con mucho peso en el gobierno de turno que obliga a hacer lo que les interesa, sin mirar a su alrededor para observar como evoluciona su medio.

Mi realidad, y la vuestra

Un ciudadano como yo, como casi todo el mundo que vive en este planeta, tiene un trabajo, que suele ser una industria en su aplicación más general del término de la palabra, y la verdad para ser sincero, me gusta que me paguen por él, y a poder ser, en su justa medida… bueno, incluso por encima de lo que uno se merece.
Cuando analizo como funciona mi rol dentro de este sistema capitalista, básicamente, todo puedo resumirlo en:

  • Realizo un trabajo, de ocho o más horas al día, y genero algo de valor. En caso, realizo tareas que dan lugar a valores intangibles, mucho más complicados gestionar y valorar.
  • Estos vienes, se enajenan de mí, y mi empresa revende a casi el doble de lo que vale a otros consumidores, para pagarme el sueldo, y otros gastos generales.
  • Con esto, todos ganan (unos más que otros), yo cobro mi sueldo, mi empresa tiene un margen de beneficio, y el cliente tiene un producto por un precio que había fijado previamente.
  • Y vuelta a empezar…

Si un artista entrara dentro de este circulo de creación de bienes, no habría problema: sois una industria, ajustaros a las normas que rigen este sistema. De hecho, opino firmemente que un artista, como trabajador, merece una gratificación monetaria, como los albañiles, los policías, etc… Y el “todo gratis” no es una opción válida. Pero claro, si los “artistas” no se saltaran dos fundamentos de este sistema:

  • Un artista, productora, editorial, etc… NO se quiere enajenar de su obra. Le pertenece más allá de la creación de su valor. Como casi todos los que generamos bienes intangibles, ponemos propiedad a algo que no se puede tener en las manos. ¿Tiene esto sentido?.
  • Jugar con la dualidad cultura/industria. ¿En que quedamos?.

Pero sigamos abstrayendo el problema. En el hipotético caso que haya un competidor que mejore el producto, y mi trabajo quede atrasado, simplemente me adapto, mejoro (aunque no necesariamente sea una mejora) y me adapto a las nuevas necesidades (reales o creadas).

Aplicado a la SGAE, AIE, o similares. Ellos tienen un modelo de negocio, y el cliente, observa otros modelos que están apareciendo, mucho más atractivo, y accesible (me encanta el ejemplo de Spotify). Pues bien, nuestros queridos “jefes” hacen lo siguiente:

  • Presionan al gobierno de turno, para lograr cambiar las leyes, quitar unos derechos a los ciudadanos y así obligar a mantener su modelo de negocio.
  • Aplicar todos los derechos adquiridos de manera brutal y déspota.
  • Criticar cualquier modelo que no sea el tuyo. Copyleft suele ser un buen saco de boxeo. Sólo hay que leer a Teddy Bautista.

Y lo peor de todo. El gobierno, actual y anteriores, han mimado esta forma de comportarse. Con un canon, que suena a chiste, permitiendo que una entidad privada (en mi barrio las solemos llamar empresas) recaude un impuesto y lo imponga de manera indiscriminada y sin distinción. Con una ministra del Cultura, que ha aportado poco a la cultura (por favor, mirar su curriculum, no os defraudará) pero que es del agrado de dicha organización y otras organizaciones satélites.

Total, un ciudadano se siente estafado y ultrajado. Ellos hacen lo que quieren, respaldados por una “legalidad” que cambia a su antojo y nosotros sólo tenemos que aflojar la pasta.

Adaptarse o morir

Vayamos al grano, querida SGAE. Adaptarse o morir. Ley universal no escrita, que ustedes parecen no querer acatar.

Pongamos un ejemplo. En la informática, un sector que evoluciona a un ritmo difícil de seguir, hay un ejemplo claro de lo que significa evolucionar. Al principio, los ordenadores incluían una disquetera, con lentos y ruidosos disquetes, que apenas tenían capacidad de almacenamiento. Muchas empresas se lanzaron a substituir este medio de almacenamiento, como por ejemplo, unidades “Jaz“, discos magnéticos, y entre ellos el CD que a la postre fue el gran ganador. Los creadores de las disqueteras no montaron un lobby, no obligaron al uso del disquete, ni tan siquiera se quejaron. Olvidaron aquella tecnología y se adaptaron.

Es cierto, que cuando se está en una situación tan privilegiada que puede estar los lobbies actuales del entretenimiento, es sencillo llegar a pensar que se puede obligar a involucionar a los clientes finales y mantener el producto tal y como lleva años funcionando, aunque el cliente ya no quiera tu producto (entonces son criminales o llevan parche en el ojo) y otros ya ofrezcan otros productos que gustan más (tratar de marginar, o ignorar). Aparte, para lograr mantener el negocio rentable, imponen un impuesto a todos los que usen algo que puede almacenar su producto… el suyo y cualquier otro producto, claro esta. O incluso cosas más ridículas se ven en sus paisanos de otros lugares.

¿Si en vez de ser la SGAE vendieran mesas, o disquetes, o estufas de carbón, que sería de ustedes?. Ya se lo digo yo. Habrían colgado el cartel de cerrado hace tiempo, pero claro, tener la inestimable ayuda de un gobierno que le ayuda a recaudar un impuesto a una entidad privada hace que se pueda mantener mucho el negocio.

Sólo quiero una solución

Ahora releyendo mi entrada, veo que es demasiado parcial, pero quiero reconducir esto. Hagamos borrón y cuenta nueva. Ustedes quieren un negocio, y yo quiero consumirlo sin miedos ni sentirme estafado. Sólo quiero una solución realista y ajustada a mis necesidades, ya que soy sin lugar a dudas, un cliente.

Resulta que ninguna de las leyes que ha fijado el gobierno, ni los ataques de la SGAE, ni los artistas llorando porque no pueden cambiar de Mercedes,… nada de eso me ha hecho dejar de bajar música salvo una cosa: Spotify. Y no soy el único que se ha dado cuenta de que estas herramientas son las que de verdad están funcionando (este artículo de Enric Corella es magnifico sobre este tema), por lo tanto fijémonos en estos modelos exitosos, y tratemos de hacer algo parecido, aplicado a España y que haga que todo el mundo se sienta feliz.

Resumiendo: No quiero hundir a la SGAE, no quiero que los artistas pierdan sus mansiones en Miami, no quiero destruir la industria del entretenimiento. Quiero que evolucione, como ha evolucionado todo a lo largo de los últimos años. Ya no quiero CDs, quiero streaming. Ya no tengo un video VHS al lado de mi televisión, tengo un ordenador. No hay vuelta atrás, y necesito que me deis una alternativa a lo que me ofrecéis… Recordar, soy vuestro cliente, y el cliente siempre tiene razón, ¿o no?

Aprendiendo a programar en Android

Cuando empiezas a programar en algo (ya sea un lenguaje, dispositivo, paradigma o lo que sea) siempre se agradece un buen manual para empezar, y conocer al menos los principios básicos para empezar.

Muchos usamos los libros como fuente de referencia, pero Internet siempre nos sorprende con gente que nos ofrece “sabiduría” de manera desinteresada, en forma de manuales.

En este caso, aquí os dejo un buen manual para empezar y evolucionar en la programación en Android, desde montar el entorno para desarrollar, hasta manejo de XML, a crear tus controles… Muy bueno, no os lo perdáis.

Desarrollo en Android

Como usar “shapelib.dll” para entornos x64 de Windows

Vaya follón… y vaya trabajo. Encontrar una “shapelib.dll” en x64 para un proyecto en Windows.

Si queréis usar esta magnifica librería (si no sabes que hace, casi seguro que no la necesitas) en vuestros proyectos en sistemas operativos de Windows os tocará recompilar el código ya que no hay un binario directamente publicado en ningún sitio (en linux si está… en Windows son mas vagos 😛 ).

Os voy a solucionar el problema, y os pasaré el binario compilado, para equipos con entornos x64 de Windows.

[Shapelib 1.2.10 para Win x64]

Un saludo.

Monitorizar tu servidor con “vmstat”

Tras oír el magnifico podcast (junto con la entrada en su blog que resume todo lo hablado) de DaboBlog junto con Ricardo Galli sobre sus experiencias como SysAdmins, el cual recomiendo encarecidamente oír, ya que cuentan de manera muy amena, y con ejemplos, su día a día administrado un sistema.

Tras oírlo tuve la curiosidad por uno de las utilidades de las que hablaron y que no utilizaba (sencillamente nunca me he visto en la necesidad).

Esta herramienta es vmstat, que nos permite monitorizar lo que pasa dentro de nuestro servidor a nivel de hardware… memoria, discos, procesos, y demás partes oscuras de nuestro sistema.

Tras leer un poco he visto que esta herramienta es totalmente imprescindible cuando su servidor baja de rendimiento y quieres saber el porqué. Si alguna vez te has enfrentado a este problema sabrás lo complicado que es en ocasiones, pero estas herramientas nos permiten hacernos una idea global con un vistazo.

Para hacernos una idea, las cosas que tenemos que tener en mente es lo siguiente:

  • La columna “swap” nos indica la actividad de la paginación, en la subcolumna “so” nos indica la paginación en el sentido memoria->disco. Si ves que hay números elevados, sin duda te has quedado sin memoria, y tiene que mover cosas a disco ya que no entran en memoria.
  • La columna “procs” nos indica el estado de los procesos, en la subcolumna “r” encontramos los procesos que están esperando por el uso del procesador.
  • La columna “memory” nos indica el estado de la memoria, en la subcolumna “free” nos indica la memoria libre. No creo que tenga que decirte que significa cuando llegamos a 0.
  • La columna “cpu” nos indica en que estamos gastando (o perdiendo) el tiempo de CPU, en la subcolumna “wa” os indica el porcentaje de espera por E/S de la CPU. Es especialmente útil cuando queremos ver en que pierde tiempo nuestra CPU (os recomiendo este documento)

Quizás sólo con esto no logres descubrir el 100% de los problemas que se pueden dar en tu servidor, pero sin duda son una buena guía para empezar una investigación.

Referencias que he usado para escribir este artículo: