Adiós a la “Safe Harbour”: bienvenidos al caos

Cómo casi siempre pasa, oímos campanas pero no terminamos de entender que significan. Por ejemplo, hace unos meses, nos enteramos que la Unión Europea había cancelado el acuerdo con Estados Unidos denominado “Safe Harbour“. Pocos sabrían que era ese acuerdo, pero afecta a todo aquel que use servicios en Internet y quien ofrece el servicio los ofrecía desde EEUU (más o menos).

¿Qué es Safe Harbour”?

The Safe Harbour pub (Roy Hughes [CC BY-SA 2.0])

The Safe Harbour pub (Roy Hughes [CC BY-SA 2.0])

Este acuerdo, digamos que hacia “casar” dos legislaciones muy diferentes sobre la privacidad de los datos personales, a uno y otro lado del Atlántico, permitiendo que EEUU no tuviera que adaptar sus leyes, bastante más laxas que las que se regularon en EU, y dejando a las empresas la responsabilidad de tener que cumplir con las exigencias europeas, y a la EU la tarea de analizar si es cierto que se estaban cumpliendo las leyes.

Esto a simple vista no esta mal pensado… pero claro, hablamos de EEUU, y sabemos lo que ese país presiona a las empresas para poder acceder a toda la información que ellos consideren de “seguridad nacional”.

Welcome Max!

A todo esto, llega un hombre, llamado Maximilian Schrems, un joven estudiante de derecho austriaco que se marcha a estudiar de intercambio a Santa Clara, en Silicon Valley. En ese viaje tiene la oportunidad de hablar con un abogado de la plantilla de Facebook que demuestra que están ignorando las leyes que se fijan en el acuerdo de “Safe Harbour”, y al bueno de Max se le ocurre realizar una petición a Facebook de toda la información que se tenga de él utilizando las leyes europeas de acceso la información. Tras recibir un CD con toda la información (cerca de 1.200 páginas), ve que se están incumpliendo la leyes europeas, y lo denuncia ante los tribunales irlandeses (donde se encuentra la filial europea de Facebook) en 2013, señalando que todos los datos que Facebook Europa envía a EEUU no cumplen las leyes Europeas. De aquí, los irlandeses lo mandan al tribunal europeo, y en octubre del 2015 salta la liebre: el tribunal de justicia de la EU dicta “que Estados Unidos no garantiza un nivel de protección adecuado de los datos personales“. Se anula el acuerdo “Safe Harbour”.

Consecuencias…

¿Y ahora qué?, en que afecta esto a mi día a día. Sencillo, en que una empresa europea, que almacene datos personales, o con carácter privado, no puede mandar esa información fuera de las fronteras europeas o con países con tratados similares al “Safe Harbour”. ¿Os suena empresas como “Google”, “Facebook”, “Twitter”, Flickr”?, pues se refieren a esas empresas. Y además la AEPD (Agencia Española de Protección de Datos) insta a las empresas a realizar dicho “cambio” antes del día 29 de enero, para poder cumplir con la LOPD.

Si se tuviera que definir el impacto en una empresa con una sóla palabra, yo usaría una: brutal. Existen muchas empresas que basan su infraestructura en Google Apps, sobre todo pequeñas empresas, o almacenamiento en la nube mediante servicios que tiene su base en EEUU, el más conocido es Dropbox. Ahora miles de administradores de sistemas, tienen que estar preguntándose como afrontar la posibilidad de realizar cambios en la infraestructura de su empresa, para cumplir la ley y para permitir que todo siga funcionando como antes. Tengamos en cuenta que más o menos afecta a los servicios habituales de una empresa: hosting web, correo electrónico, mensajería, y almacenamiento online.

¿Soluciones?

Si os veis en el mismo problema que el resto, es decir necesidad de orientación, creo que tendríais que leer lo siguiente antes de continuar, o lanzaros al suicido colectivo:

  • El artículo de este periódico digital aclara lo que puede suceder a partir del día 29. También indica que la AEPD juega con cierta ambigüedad.
  • Ir a la fuente, la AEPD, donde indica excepciones y el estado del tratado “Safe Harbour”.
  • Este excelente análisis publicado en otro periódico digital.

Y como solucionarlo, pues no está del todo claro, aunque se están proponiendo soluciones por parte de las empresas, donde cada empresa europea, tiene que firmar un contrato con la empresa situada en EEUU donde se recogen todas la clausulas que permiten operar legalmente dentro de Europa, una de las primeras que ha tomado esta solución es MailChimp. Quizás esto sea una solución por un tiempo, pero no se sabe con exactitud que desenlace va a tener dicho entuerto.

Referencias usadas en el texto:

Please follow and like us:

Se puede vivir sin leer los medios de AEDE

Stop Canon AEDE Ya hace tiempo que se venia hablando de “tasa Google”, o  el nuevo “canon AEDE”, o la nueva Ley de Propiedad Intelectual del gobierno del PP. La verdad que esta vez, me apeteció echar un vistazo más allá de los clásicos comentarios de Twitter y cuatro comentario de “Gurús On Fire TM”, y me puse a leer mas en profundidad.

No os voy a hacer un análisis de dicha ley, que incluye burradas como cerrar dominio .ES por vía administrativa o cosas como una tasa por enlazar otro contenido (pero… ¿eso no era la finalidad de todo esto del internet?), pero podéis leer grandes análisis por la red (que no pienso enlazar, no vaya a ser que me multen)

Me pregunte que podía hacer, para mostrar mi enfado, y me decidí a hacer lo más sencillo: no visitar las web de AEDE ni de gente que promocione dicha tasa, por lo que llevo un mes usando un plugin para Chrome llamado “AEDE blocker” y sin duda mi vida no ha cambiado.

Recomiendo el uso, y esperemos que no volvamos a ser el “hazmereir” de Europa (como siempre).

Please follow and like us:

Yoigo y su estúpido sistema de portabilidades

Un día (maldito sea), no hace mucho, tuve la ocurrencia de mirar mi factura del móvil, horrorizarme al ver el dineral que pago, y comparar mi tarifa actual con Orange, con la ofrecian otros operadores. Y aunque no estoy descontento con Orange (en general), me encontré que la diferencia de precios era tan abismal que incluso me sentí estafado. Curiosamente, ese mismo día, Yoigo lanzaba su fabulosa “tarifa del 2“. ¿Conjunción astral, Jesús mostrándome el camino?, yo pensé que estaba claro, esa tarifa era para mí. ¡¡¡Esto es lo que necesito!!!, y gritaba por casa, mientras mi mujer se llevaba a casa a mi hijo para que tenga una adolescencia feliz y sin traumas.
Recapacitando sobre mi uso del móvil, yo apenas llamo a nadie, utilizo bastante el 3G y quiero tener una factura mucho menor. Total, eche cuentas de minutos, llamadas y más chorradas de las crípticas facturas que nos envían los operadores, y me salía un ahorro de casi 10 euros por mes. Oye, con la que esta cayendo, bienvenidos sean.

Total, me voy a una tienda Yoigo después del trabajo, donde muy amablemente una señorita me indica que tengo que llevar una factura de mi anterior operador (ein?). Le digo que ya volveré y pienso (iluso de mí), lo hago por internet, me ahorro el papeleo y santas pascuas, no tengo que buscar facturas y recibos, ni leches.

Entro en la web de Yoigo. Mis pupilas se llenan de color, ofertas, móviles que no me van a dar, buen rollo, verdad verdadera, y mierdas varias. ¿Donde se inicia la portabilidad?, vamos al toro. Relleno todos mis datos, mi DNI, mi cuenta bancaria y llego feliz al último paso, pero… sorpresa: No soy aceptado como cliente de contrato, eso si como prepago tengo la puerta abierta.
¿Lo qué?, ¿tan feo soy?. Lo divertido es que te lo anuncian como si fuera un error del sistema, faltaría un “E-335AE” y un busca en Google, con mensajito que indica que no te pueden hacer la portabilidad, sin muchos detalles y te animan a llamar a su teléfono de atención al cliente. Y seamos sinceros, cuando me encontré esto, pensé en lo que pasa cuando llamas a un teléfono de atención al cliente, y preferí ver la tele a tirarme 2 horas colgado del teléfono.

Mientras veía la tele, busqué por Internet, si yo era el único que no era el elegido para pertenecer a la santa institución de Yoigo. Pues no. Somo muchos (otro, otro, y otro más… por dar unos ejemplos) , y es debido a una cosa llamada Scoring, que sirve para catalogar el riesgo como cliente que afronta la empresa por aceptarse, y que puede resumirse en un sistema automático (y obviamente propenso a fallar si esta mal hecho) donde me habían catalogado como no apto. ¿Porqué?… nadie lo sabe, quizás algún conjuro arcando, el ASNEF, o que no eres de fiar por alguna razón. Incluso los mismos de Yoigo parece que no tienen ni puta idea de nada, por lo que ponen en su Facebook.

¿Hace falta que os diga que soy solvente, sin ningún tipo de deuda, y con cuenta bancaria saneada?. Vale, pues ninguno de estos puntos son importantes para el Scoring.

Vale, empieza el reto. ¿Cómo se soluciona esto y por el mínimo esfuerzo?.
Mis primero pasos fueron encaminados a contactar el twitter de Yoigo (@somosyoigo) y contarle que tenía problemas con una portabilidad. Amablemente el “Social Media” que esta detrás de esta cuenta, me indico un correo donde remitir mi nº de teléfono y DNI, para “analizar mi caso”. Obviamente, no obtuve respuesta de ningún tipo, empezamos bien.
Mi segundo paso, fue el rastreo por las webs, donde puedes encontrar de todo, pero si añades a tu busqueda el término “scoring” las cosas cambia: gente echando pestes. Y como no, todos coincidían en ir a la tienda con papeles. Al parecer hay que hacer un re-análisis de tu situación llevando 2 facturas y sus correspondientes recibos y ya te dirán. Vale, genial.

Al día siguiente, haciendo un esfuerzo sobrehumano para contratar (ojo, quiero pagar, no recibir dinero), me afeito (bueno quizás no), me cambio la muda, me pongo mi mejor camiseta de los Ramones, y voy a la tienda con todo el papeleo. La misma chica me recibe con los brazos abiertos, intenta la portabilidad en su sistema, y me dice que no puede ser, que no soy suficientemente atractivo como cliente, y me enseña el mismo mensaje que ponen en la web que podemos usar todos. Bien, información y transparencia, sin razón aparente por la cual me rechazan. Le ofrezco como sacrificio las facturas, con sus correspondientes adeudos del banco, para que el dios Yoigo me permita entrar con ellos a formar parte de ese Nirvana que tiene que ser darles dinero todos los meses por un servicio. Me dice que en 24/48 horas tendré contestación. Le digo a la chica que para la hipoteca llevé menos cosas, ella me sonríe y me dice que “son así de gilipollas“.

Mi vida sigue, anodina como siempre. Y dos días después, recibo una llamada de otra chica que identifica como comercial de la tienda Yoigo, y empieza la fiesta:

Oyes, no nos vale lo que has traído, ya que en los adeudos no sale tu nombre, por lo que no eres titular de la cuenta. O nos traes eso o nada, es un adeudo con tu nombre o no puedes darte de alta en Yoigo.
– Hem… creo que hay un error. Si soy titular, de hecho cotitular con mi mujer y porque su apellido empieza por “A”, sale antes que mi apellido, y aparece como el cliente en el espacio reservado dentro del adeudo, ya que solo entra un nombre. Es lo que me da el banco. – Me oigo a mi mismo. ¿Porqué coño le estoy contando esto yo a esta tía?. Que comprueben ellos si es mi cuenta o no.
Oyes, que no me vale. Que me tienes que traer un adeudo de un recibo donde salga tu nombre. – Su voz suena como un robot.
– ¿¿¿Como???. Te repito, soy titular de la cuenta.
Si, que vale, pero trae el adeudo que salga tu nombre.
– A ver, te puedo acercar si quieres la cartilla para que veas que soy titular de la cuenta, pero no pretenderás que vaya al banco a que me hagan un recibo especial a lo que Yoigo quiere. Eso tendría que comprobarlo Yoigo, si soy o no titular de la cuenta que he puesto.
Bueno, si. Trae la cartilla, pero trae un adeudo con tu nombre… – En este momento, me cabreo. O eso, o tengo una enfermedad extraña que hace que se me inflen las gónadas. Para dejar claro el asunto, le digo muy despacio lo siguiente:
– Es decir, tengo que ir al banco, dejar de trabajar, pedir por favor que me haga un papel con mi nombre (que no se si serán capaces ya que su web no me permite hacer eso), mandarlo otra vez a Yoigo, para que si les apetece, ¿me acepten en su secta?
Si.
– Vale déjalo… ya no quiero ni portabilidad ni ostias.

Enfadado me voy a tomar un café, se lo cuento a los compañeros de trabajo (que son Yoigo) y se parten el pecho de mi situación. Genial, a la mierda. Recapacito. ¿Pero que mierdas estoy haciendo?, soy solvente, no tengo deudas (salvo una hipoteca como todo hijo de vecino), y gano suficiente dinero para considerarme capaz de pagar el recibo. ¿Porqué me estoy mareando?.

Me doy media vuelta, abro un navegador en el PC, voy a la web de PepePhone. En menos de 2 minutos, sin pedirme nada, soy de PepePhone, con una tarifa muy parecida a la de Yoigo.

Resumen: Vete a la mierda Yoigo. Si no quieres clientes, no ofrezcas dar de alta nuevos clientes. ¡Hola PepePhone!.

Please follow and like us:

¿Y si tengo un Android, me afecta el escándalo del “Carrier IQ”?

Siempre, algunos locos, hemos visto internet como algo bueno, pero que entraña un gran peligro. Un gran peligro para tu intimidad, entre otras cosas, y con noticias como la siguiente, hace que me reafirme en dicho supuesto.

Saltó la liebre esta semana cuando TrevE, desarrollador Android que se mueve por los foros de XDA-Developers (muy buenos foros por otra parte si te gusta trastear con tu móvil), nos descubrió que existía un software instalado por defecto en nuestros terminales que capturaba cualquier cosa que hiciéramos sobre el terminal, y cuando digo cualquier cosa, es cualquier cosa.
Y SI, es lo que piensas, cuando escribes su password supersecreto de la muerte, “Carrier IQ” lo esta apuntando. Cuando visitas esa web de la que tanto te avergüenzas también queda registrado. Aparte, afecta a muchos otros terminales, como los Nokia, iPhone, Blackberry, etc…

¿Y qué es “Carrier IQ“?. Pues una empresa de… sorpresa… minería de datos (o algo así). Con toda la información que recopila, la organiza y la vende para obtener un beneficio.

Y tu te preguntaras: ¿Me venden un teléfono que encima me espía?. Buena pregunta, hazla a tu fabricante o mejor quéjate porque tienes razones para quejarte de dicho atropello a la intimidad. Y lo mejor de todo, nuestro héroe, TrevE ha recibido por parte de Carrier IQ cartas para queje de publicar “información” sobre lo que esta ocurriendo o se verá con sus abogados. Ahí lo llevas.

Yo, preocupado como usuario de Android, busqué información sobre como afectaba a los que no teníamos la ROM oficial del terminal si no otra que hemos metido después “cocinada”. Lo que encontré se puede puede resumir en lo siguiente:

  • Si tienes una ROM original, puede que lo tengas. Mejor dicho, si tiene una ROM con “HTC Sense”, o “TouchWiz”, o similares, seguro que tienes este fastidioso rootkit.
  • Si tienes otras ROM “cocinadas”, no creo. Si buscas por los foros, verás que muchos “cocineros” ya confirman tener sus ROMs libres de todo bichillo. Como por ejemplo la famosa CyanogenMOD.
Edición 2/12/11: Parece que TrevE ha sacado una app para Android que nos permite saber si tenemos el Carrier IQ instalado, y pagando 1 dolar poder eliminarlo del sistema.
Please follow and like us:

La desilusión de Amazon España

Amazon España

Nada más abrir Twitter hoy, me encuentro con los primeros comentarios de que Amazon ya ha abierto su tienda online en España. Como fiel comprador, de la versión del Reino Unido, de dicha tienda online (sobre todo por su servicio, y unos precios muy buenos en casi todo) me dispongo a entrar en la web de inmediato pensando en comparar precios, ya que como buen español, siempre sospecho que me van a engañar.

Y quizás engañar no es la palabra que me ha venido a la mente tras compara precios, pero si desilusión.

Os dejo unos ejemplos, que han sido los tres primero productos que me consultado en la nueva página española de Amazon, unos videojuegos para Xbox 360, contrastando con sus precios en la versión del Reino Unido de Amazon y utilizando los cambios de divisas que ofrece la web XE.com (se que Amazon siempre te da un cambio peor, pero lo voy a usar para tener una referencia referencia):

  • Gears of Wars 3: En UK vale 37,99 libras, unos 44 euros. En la versión ES, me encuentro con 48.92. Un 11.5% más caro. Vaya, sigamos probando.
  • Dance Evolution: En UK vale 19,99 libras, unos 23 euros (aunque tienes que llegar a 25 libras para el envío gratuito). En la versión de la tienda ES, me encuentro que vale 62,13 euros… solo un 169% más. Ostia, esto pinta mal. Y encima es importado de UK… que alguien me lo explique.
  • NBA 2011: Es el ejemplo más sangrante que he visto, de la diferencia de precios (a peor) de la tienda ES de la UK. En la tienda de UK encontramos un precio muy barato 15 libras que son unos 17 euros, pero ahora en la tienda ES me encuentro que vale 74 euros, lo que es un 332% más caro. Y lo más sangrante es que también es de importación desde el UK. ¿Es una broma?.
Creo que no me hace falta mirar mucho más de la web de Amazon en España para saber que no voy a comprar mucho por allí. Y aunque si he leído que tienen algún producto con buen precio, parecen ser escasos (tanto la cantidad de productos como en las ofertas). Y eso que no me he metido a mirar en libros ya que parece que también patinan bastante, y sin libro electrónicos (yo no los encuentro) para su producto estrella, el Kindle.
Esperemos que esto sea un comienzo, mal comienzo, por parte de Amazon en España. Con la facilidad de comprar en la tienda de UK, ¿porqué vamos a comprar las cosas en España si valen un pastón?. Es decir, que casi no hay diferencia entre comprar en Amazon o en tienda física.
En resumen: Una gran decepción.
Please follow and like us:

Google Music, mi experiencia con la música en la nube

Google MusicTras unas semanas usando el nuevo servicio en la nube de Google, Music, tengo que decir que he podido utilizar bastante el servicio y encontrar todo aquello que me interesaba tener en una aplicación en la nube donde almacenar mis ficheros mp3, pero a su vez le he encontrado carencias, y cosas que, sin duda, se tendrán que mejorar.
Aunque tengo que reconocer que ahora mismo es la mejor alternativa que he encontrado, por encima de Spotify y Grooveshark, y que prácticamente puedo decir que seré usuario de este servicio cuando salga de la fase beta. Y como muchos me habréis leído en Twitter, me declaro fan de dicho servicio, pero eso no quita que pueda ser crítico con el servicio e intentar no convertirme en un “fanboy”. Una de las partes que quizás no me suele gustar de Google es su “secretismo” y su eterno estado “beta”, lo que puede ser algo contraproducente (o a la inversa… sólo hay que ver casos como Gmail, o como Wave), por lo que durante mucho tiempo todo lo que contemos no podrá pasar de “rumor”, y sin ninguna confirmación.

Hagamos un pequeño resumen de los puntos más destacados que creo que hay que señalar, tanto fuertes como débiles.

Puntos fuertes:

  • Podremos subir hasta 20.000 canciones (y 250 megas por mp3 subido), aunque no conozco a nadie que haya llegado a dicho límite. Este almacenamiento ahora mismo es gratuito, y da de sobra para subir todos los discos que tengas… bueno, por lo menos a mi me sobra.
  • Se rumorea que serán 20$ por año, con una parte gratuita. Quizás con esa parte de pago, no haya limites o se aumenten los actuales. Como todo son rumores y esperemos que esto se aclare en breve, ya que últimamente Amazon se esta moviendo mucho para mejorar y hacer la competencia con precios más bajos y almacenamiento ilimitado.
  • Permite comprar discos y mp3 desde el intefaz mediante el mismo buscador de Google. Aun está por explotar el tema, ya que una integración mayor sería deseable (comprar y subirlo automáticamente).
  • El interfaz web que nos ofrece es muy “Google”: Sencillez y funcionalidad. Puede que se echen de menos alguna opción más pero como biblioteca de música ofrece todo lo necesario.
  • La organización es muy visual, y permite de un vistazo ver las caratulas de los discos agrupadas
  • Editor de tags y caratulas desde el mismo interfaz web. Permite la edición de discos completos, que es muy cómodo.
  • Cliente para Android, con  una integración completa con la aplicación.
  • El cliente Android permite seleccionar discos para oírlos “offline” y no tener que gastar datos de tu conexión móvil.
  • Listas “inteligentes”, como las que tiene iTunes. Seleccionamos una canción y nos genera una lista “relacionada” con dicha canción. Aunque en ciertas ocasiones (si no has oído mucha música) no será capaz de generar la lista.

Puntos débiles:

  • Sigue sin estar disponible en España, aunque usando un proxy de USA se puede pedir una invitación y luego usarlo sin problemas desde cualquier parte del mundo.
  • Tendrás que subir todos los mp3, no como por ejemplo con Spotify o iTunes (ya que tienen muchos discos ya disponibles). Es decir, en Spotify, en cuanto pagas una suscripción tienes acceso a toda su biblioteca de forma directa. En Music, tienes un espacio vacío que tendrás que llenar tú.
  • No termina de estar claro su relación con las discográficas, y si tiene acuerdos para comercializar el servicio. Esto es muy importante, ya que si no hay nada firmado, cuando se firme se puede cambiar mucho el tipo de servicio (como ha ocurrido con Spotify y sus cambios para poder desembarcar en USA).
  • En relación con el punto anterior, muchos se han apresurado a señalar este servicio será usado por mucho “piratas” que se han bajado el mp3 y no han comprado el disco. Por otra parte, este servicio se puede también afirmar que serviría para “legalizar” los ficheros mp3, repartiendo parte de la suscripción para compensar a los autores. Al igual que el punto anterior, esto esta en aire.
  • El cliente no funciona en Linux (sólo Windows y Mac), aunque se puede utilizar con Wine, sin muchos problemas.
  • La aplicación “Music Manger” no soporta el uso de proxys. Si tienes un proxy transparente en tu oficina o tu casa, no funcionará. Aunque parece que hay gente que lo conseguido, yo no he podido utilizar el proxy de la empresa.
  • Sólo se puede subir utilizando la aplicación “Music Manager”. En ciertas ocasiones se agradecería subir desde el mismo interfaz web.
Please follow and like us:

Ojalá pongan el cementerio nuclear en mi pueblo

Durante los últimos días no paro de ver en los medios de información a pueblos de España que no quieren que les instalen un cementerio nuclear en su pueblo o cerca de él. Es normal, esta reacción y si la mayoría nos opondríamos a que nos pusieran uno cerca de casa, pero no siempre tiene que ser así.

Comiendo con unos compañeros de trabajo, tras ver la noticia en un telediario y mostrarnos como la gente no quería la instalación de este cementerio, uno de mis compañeros comentó: “Ojalá que lo pongan en mi pueblo, ya que sería mejor que desaparecer poco a poco…”. Entonces pensé en el pueblo de mi madre, un pueblo de la castilla profunda, con apenas 130 habitantes, donde se trabaja el campo en cultivos de secano, y cada año se van perdiendo poco a poco habitantes, y ver nacer a un niño es casi un hecho que se celebra. Es el destino de las zonas rurales en muchos países avanzados: desaparecer.

Este destino inevitable, podría ser esquivado con el cementerio, ya que supondría para zonas deprimidas como este pueblo muchísimas cosas, que solo hay que pensar un poco para verlas:

  • Puestos de trabajo, se estima en más de 250 empleos directos para trabajadores del cementerio
  • Imaginaros los trabajos indirectos que podría generar, como por ejemplo un bar/restaurante, repuestos para la maquinaria, talleres para reparaciones, venta de productos de primera necesidad, etc…
  • Aumento de la población, ya que si hay trabajo, la gente trataría de vivir cerca del trabajo.
  • Mejora de las infraestructuras de esas zonas, mejores comunicaciones, mejoras en las telecomunicaciones, y en general en todo.
  • Los terrenos que apenas valen unos miles de euros, se podrían vender mucho mas caros que lo que valdrían de tierra de cultivo de secano para la construcción de dicho cementerio.

Muchos pueden opinar, incluso la gente que vive en dicho pueblo, que mejor que les lleven industria y que no quieren esto cerca de sus casas, pero: ¿y si no hay mejor opción para estas zonas?. Y si gracias a esto, el pueblo logra mantenerse e incluso crecer, se conseguiría un milagro. Solo hay que acercarse cerca de alguna central nuclear, Trillo por ejemplo, y ver como en el pueblo, mucha gente no quieren que les quiten la central.

Por eso, quiero que pongan el cementerio nuclear en mi pueblo.

Please follow and like us:

Eurovisión, en España, es un chiste

A las pruebas me remito. Desde que permiten votar a al pueblo soberano, la gente demuestra lo que nos interesa a nosotros este tipo de concursos, aunque a mi parecer, ya se dejó claro cuando mandamos a “Chikilicuatre”, creo que este año vamos a dar el campanazo o nos echan de por vida del concurso este.

Vamos a mirar los datos. Entramos en su web oficial y buscamos los más votados… y ahora viene el susto:

  1. Karmele Marchante aka “Pop Star Queen”,  38.000 votos y pico, donde demuestra lo que más nos gusta a todos los españoles: la caspa. Sin duda, todo el mundo la esta votando para reírse, pero la jugada le sale bien como ya hizo Buenafuente, pues Telecinco mete otro gol a TVE como ya hizo la Sexta. No dudéis en ver el vídeo que acompaña ya que deja claro el nivel.
  2. “Random” tía buena de canción ligera que suele quedar entre última y penúltima. Eso sí, a 10.000 votos de la “number one”. Esta es la que de verdad quieren llevar, pero no hay cojones ha hacerlo sin que se note mucho.
  3. “Pezón rojo”, divertidos y con una música rock bastante pasable, pero no creo que sus chistes en castellano los pillen los checos/alemanes/islandeses, a no ser que les den dos litros de calimocho a cada miembro de la sala. Mi voto va para ellos, aunque estan a casi 30.000 votos de la todo-poderosa.
  4. “Samuel y Patricia”. El Samu y la Patri… no tengo más que decir.
  5. “Venus”, tres tías buenorras que hacen música perfecta para un programa tipo “Fama”… pero que vamos también con poco futuro ya que: ¡estan a 31.000 votos de Doña Karmele!

Pero no os preocupeis, que hay esperanza… o algo parecido. ¡”Chimo Bayo” va 9º!. Hay que votarle, que seria la leche ver al público como en una discoteca de Valencia en los años noventa… ciegos como perros.

Total: ¿Alguna duda que Eurovisión es un puto chiste?

Please follow and like us:

Orange: Más triste es robar que que pedir una portabilidad (III)

Desgraciadamente, tiene que haber una tercera parte de este culebrón.

Aún no tengo mi Hero, y lo peor es llamar al 2670, para preguntar, y que me cuenten la parábola del “Jueves”… ¿no la conoces?, ahora te la cuento:

… ias, dígame el número de teléfono sobre el que quiere hacer la consulta – La primera parte de lo que dicen jamás se escucha. Si no, hacer la prueba.
Si buenas, mi numero es XXX XX XX XX. Tengo encargada una Hero que… – Me corta.
Ahora mismo lo consulto. No cuelgue. – Musiquita… musiquita… La verdad que al final me gusta y todo- ¿Señor?, le confirmo que tenemos constancia de su pedido y que no hay stock, y en cuanto se reponga le enviaran su terminal.
Vale, ¿pero cuando más o menos?
Cuando haya stock… – Gracias por hacerme sentir gilipollas.
¿Y cuando habrá stock?. – Pregunta lógica y que me hace sentir todavía más gilipollas.
Hummm… este jueves puede ser que se le haga el envió, ya que entran esta semana.
Ya… este jueves… como hace 2 semanas, como la semana pasada… vale, perfecto. – Otra puta excusa… yupiiiii.
¿Desea algo más señor?
No hombre, no… Hasta luego.

Miro el teléfono. Dos veces ya me han contado lo del “Jueves” mágico que siempre llegan los móviles. ¿Pero cuantos reciben…?, ¿uno?. Bueno, vuelvo a pensar con cabeza, me apetece mucho ese móvil, pero tengo una ganas tremendas de llamar para cancelar todo e irme a Vodafone o cualquier otra, solo por el cabreo. Bueno, a la tercera va la vencida.

Please follow and like us:

SGAE, PROMUSICAE, y demás… Repetir la mentira, la convierte en verdad

Odio lo que ocurre. Lo veo en la política, lo veo en las empresas, y casi todos los ámbitos de la vida.

Repetir una mentira, muchas veces, la convierte en una verdad.

Hoy podemos leer en un periódico de tirada nacional, como el gobierno del PSOE no mete doblada una ley muy anti-popular, por lo “bajini“, a escondidas dentro de otra ley, dentro de una que no tiene nada que ver con el asunto que tratamos: “Ley de Economía Sostenible“. ¿Pero que es esto?. ¿Se creen que somos tontos?.

Partamos de una premisa: Música es cultura, el cine es cultura, y es razonable que sea de libre acceso. Ojo, que no gratuito. Actualmente, la copia privada no está penada, y se paga un canon para compensar la copia privada. Perfecto, genial, es justo. Aun así, nos dicen que el canon no es suficiente… que es nuestra culpa que no salgan nuevos artistas.

SGAE, PROMUSICAE, etc… tratan de criminalizar el tema. ¡Se va a acabar la música!… bueno realmente se va a acabar vuestro modelo de negocio, que es muy diferente. Pero ellos tratan de mantenerlo, y como no, hacen toda la presión posible (aunque sea ridículo). Dejémonos de ver a los músicos que defiende la doctrina “SGAE” como “artistas”, más bien son productores de contenidos de manera industrial, a los que la música les da un poco igual, solo vender discos y vivir sin hacer nada… ¿Me estoy pasando?, no, no soy yo, es la imagen que dan con sus acciones y declaraciones.

Aunque no minimicemos el poder de SGAE y similares, ya que en España, si no eres de la SGAE, tendrás muy complicado grabar un disco, ya que toda la industria te lo exige, es decir, tienes que pertenecer al circulo, y tienes que aceptar lo que hay, si no, no hay disco. Pero… aparece internet en la vida diaria, donde se puede publicar libremente, y todo el negocio se les trastoca.

Pero volviendo a la ley que ha aprobado la Ministra Elena Salgado, me imagino que el gobierno no quería que la gente se diera cuenta que a cada paso que damos en ciertos aspectos, se nos van cambiando las reglas de juego para mantener ciertos privilegios a los “artistas”. Y pongo artistas entre paréntesis, ya que no se favorece a todos, si no a una élite que no tiene precisamente problemas. “Artistas” como las discográficas que quieren mantener su modelo de negocio a cualquier precio. “Artistas” que es la industria montada alrrededor de la creación de música en formato físico. Con estos cambios el gobierno apoya el inmovilismo del sector, ¿salió el gobierno a defender a los pequeños comercios cuando el mercado se oriento hacia los centro comerciales?… No, no son tan guapos y no salen conmigo en campaña para hacerse la foto.

Pero claro, hablamos de un sector, el del entretenimiento, que esta acostumbrado a vivir de las subvenciones, como por ejemplo el cine. Vergonzoso lo que se suele producir en España y que todos tenemos que pagarlo. ¿Se apuesta por nuevos valores?… (excusa típica) no, es que no tenemos dinero… más bien, es que no queremos cambiar.

Es claro que esta cambiando el mercado y algunos no quieren verlo, y mucho menos que cambie. Nuestro habitos de consumo están cambiando ya que, por ejemplo, el CD se esta quedando obsoleto. ¿Quién quiere un CD?, dame un mp3 para meterlo en mi reproductor mp3. Este cambio, puede hacer que mucha de la “industria” que rodea este negocio desaparezca o sea marginal. Pero seamos sinceros, ha pasado con muchas otras industrias y no ha pasado nada. Pero amigo… hay un gran lobby detras, estos “artistas” tienen mucha pasta y tiempo libre para gastar, tienen que defender su modelo, su “producto” (aunque si venden un producto ya no son artistas… bueno eso es otra discusión) arcaico, ya que renovarse cuesta muchos duros.

¿Pero y donde llega la parte aun mas indignante?. Sus soluciones. Canon compensatorio, un impuesto revolucionario que gestiona una empresa privada, que no reparte equitativamente sus beneficios, y que la empresa no tiene nada de pública ni democrática. Bien, y encima somos unos ladrones.
No conformes con el canon, que les da muchos beneficios a unos pocos, nos criminalizan, y tratan de mantener el status quo actual.

¿Una tarifa plana de descarga que pagaran los que queremos descargar?, ni de coña.
¿Precios más bajos?. ¿Estas de broma?
¿Diversificar los autores?… Nos va bien con nuestros “artistas”.

Y sabeis aun lo peor. Internet esta haciendo mucho bien a los músicos. Cientos de grupos tienen a su audiencia delante de ellos, sin terceros que cobre comisión. No hace falta un CD, un mp3 es suficiente. Y algunos adelantados ya se han dado cuenta, y cuelgan sus discos, y reconocen que el libre intercambio les beneficia. Incluso algunos lo fomentan… pero el lobby de las discográficas acalla cualquier voz.

No os llaméis artistas… Llamaros empresarios, o asalariados de la discográficas. Todo quedará más claro.

Actualización: Siempre hay gente que sabe expresarse mucho mejor que tu, y en este caso, Julio Alonso creo que lo resumen muy bien.

Please follow and like us: