¿Google ha fracasado con Wave?

Sentado en mi tumbona, con una cervecita en la mano, disfrutando del veranito alejado de todo esto de la tecnología y demás, no he podido evitar leer la noticia del “abandono” de Wave por parte de Google.

Yo, que soy de natural pasivo (mi madre dice “vago”), he esperado tranquilamente a leer a las “grandes mentes” que opinan de esto, para luego ver como evolucionaba el tema y lograr tener una visión más clara. Obviamente es muy sencillo hacer un gran titular y cerrar un post que sabes que tendrá muchas visitas sólo por el encabezamiento apocalíptico (un “Google cierra… el mundo se acaba” es lo que pide el cuerpo).

Ciñámonos a lo que acontece: Google no continúa con el desarrollo de Wave. Vale, hasta aquí correcto. Google reconoce que su producto no ha cuajado, sea por lo que sea, y libera el código fuente, prometiendo que otros productos de la casa usarán lo aprendido en el desarrollo de Wave.

¿Ha fracasado?. Tecnológicamente, no. De hecho, Wave funcionó al final bastante bien, y hacia lo que prometía. Era un producto totalmente innovador, que iba bastante adelantado a cualquier herramienta colaborativa actual. Por lo tanto no han fracasado en esta faceta.

En cambio, en cuanto a “vender el producto”. Pues casi lo logran, si no hubieran tenido en cuenta que no orientaron (ni bien ni mal) lo que ofrecían: ¿Correo en tiempo real, Wikipedia evolutiva (os juro que he leído este término), herramienta colaborativa,…?. Todavía se recuerda la presentación que se hizo por su parte, que generó un ruido increíble en la comunidad, donde se mendigaba (incluso vendía) una invitación para usar Wave, para luego, al usarlo, quedarte mirando la pantalla de tu ordenador y pensar… ¿para que coño sirve esto?. Por lo tanto, si han fracasado en esta tarea de comunicar el objetivo de la herramienta, y donde creo que Google sigue fracasando: lanza un producto al público en general y lo deja ahí sin más, incluso el soporte lo da la comunidad que se forma siempre alrededor de un producto de Google (se esta viendo muy claro con Android, e incluso con Chrome). ¿Esto es correcto?, ¿es una buena política?.

Partamos de la idea de que Google hace muchas cosas sabiendo de antemano que no obtendrá beneficio, al menos directo. Google regala servicios a cambio de incluir publicidad, y para conocer nuestro hábitos (esto es lo más importante) para mejorar su publicidad. Google lanza globos sonda tecnológicos (se puede permitir ese lujo), innova con productos sin un “destino” definido (abocados al fracaso directamente), sabiendo que muchas de las cosas que va a lanzar se quedaran en el camino (Blogger… a medias en todo), pero no para de innovar y lanzar cosas, no le importa. El dinero no entra en la gran “G” por sus servicios que proporciona gratuitamente al usuario final, si no por su red de servicios que despliega que tiene una meta “oculta” (ya no tanto) que es mejorar su red de publicidad. ¿Recuerdas porqué servicios Google cobra?… Pocos, si enumeramos todos los que ofrece. Y si quitamos los “premium”, tipo Picasa, se cuentan con los dedos de la mano.

También es cierto que la venta de sus productos para empresas, los famosos Google Apps, que la gente empieza a ver con buenos ojos ya que “es de Google”, gracias la imagen de empresa puntera y la calidad de servicio que se espera de esta empresa, la cual se logra con “fracasos” como Wave y “victorias” como el Gmail.

Mientras Wave se diluirá entre el resto de los servicios que ofrece Google, de nuevo, el gigante ha demostrado que va muy por delante de cualquier competidor, que ha desarrollado una tecnología hasta ahora desconocida y encima, no tener  problema en mostrarla, dejar que juguemos con ella. El gigante se puede permitir lanzar productos, fracasa, o dejarlos a medias. No es problema que fracase, mientras mejore su imagen.

Please follow and like us: